Patricia Kohlmann, la libertad de nadar

0
104

La mexicana Patricia Kohlmann se coronó en el Oceanman celebrado en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, dentro de su categoría, además se ubicó quinta general de todo el Mundial

“Para mí nadar es libertad, me vuelve una guerrera enfocada y determinada que siempre busca el triunfo. En el mar puedes nadar sin límites”, así describe Patricia Kohlmann su pasión: la natación, que la ha llevado a representar a México al más alto nivel.

Hace a penas un par de semanas se coronó en el Oceanman disputado en Dubái, además se ubicó quinta en la competencia general. Su triunfo la coloca como una de las mejores nadadoras de su categoría la 50-59, lo que ya es toda una proeza, y aún más colocarse en el ‘top-5’ frente a nadadoras de categorías menores.

Un Oceanman es una competencia de aguas abiertas en la que participan cerca de 600 nadadores de diferentes nacionalidades, que pone punto final al circuito internacional de aguas abiertas y que tiene competencias en diferentes países, entre ellas México, Rusia, Croacia, Italia y Grecia y se clasifican en tres divisiones: 1.5 K, 5 K y 10 K.

“En el Oceanman Mundial de Dubái participé en los 5 kilómetros. Mi pase lo obtuve luego de coronarme en Cozumel, una sede de los circuitos que finalizan con la competencia de los primeros lugares en el Mundial”, señaló.

La exnadadora Olímpica también explicó que en estas competencias además de sortear las distancia de nado, puedes encontrarte con dificultades en el recorrido como tiburones, medusas y aguamalas.

“Nadar aguas abiertas es mucha estrategia, es saber rebasar a la gente. En Dubái, los hombres salieron 5 minutos antes, pero para los 800 metros ya los habíamos alcanzado, a la hora de rebasar es hacerlo de una manera inteligente que no te haga perder tiempo”, explicó.

La preparación para este tipo de competencias es ardua, Patricia entrena en albercas, pero una vez al mes trata de nadar en aguas abiertas.

“En una piscina sabes de las dimensiones y vas viendo el carril, mientras que en aguas abiertas tienes que tener un buen sentido de orientación, además de intentar nadar en línea recta lo mayor posible”, argumentó.

Nadadora con causa

Patricia Kohlmann también está enfocada en ayudar en causas sociales y muchos de los eventos en los que participa son para generar conciencia y recaudar fondos para cáncer de mama, prevención de la obesidad y cáncer en niños.

“Si vas hacer algo que te apasiona y todavía beneficiar a otras personas que no son tan afortunadas como tú, es un gran paso. Cada año voy a La Paz al evento Por Ellas, para recaudar fondos para mujeres con cáncer de mama; este año fue en apoyo a niños con cáncer. Estuve haciendo un nado llamado El Cruce para la prevención de la obesidad infantil y otro para niños con cáncer, en Oaxaca”, abundó.