Inspectores presentarán denuncia por lesiones

Los inspectores que resultaron lesionados en el altercado con comerciantes indígenas que se registró en Plaza de Armas el 24 de diciembre presentarán una denuncia penal, así lo confirmó el secretario de Gobierno del municipio de Querétaro, Apolinar Casillas Gutiérrez.

El funcionario municipal precisó que de los ocho inspectores lesionados, tres tuvieron que ser hospitalizados.

En dos casos de ellos no sabemos si tiene alguna afectación a la visión o al propio órgano del ojo. Otro de ellos tiene varias escoriaciones en la cabeza. No están ahorita hospitalizados, pero están siendo atendidos. No me he encontrado ningún video donde se vea que un inspector golpee a una indígena o a un niño.”, dijo.

La “trifulca” se originó luego de que los inspectores municipales procedieron al decomiso de la mercancía de los comerciantes. Casillas Gutiérrez señaló que arribaron a la plaza cerca de 150 “golpeadores”.

Indicó que, en las primeras mesas de diálogo que se efectuaron días antes del decomiso, los líderes de los comerciantes solicitaron espacio en vía pública para 14 indígenas, sin embargo, en las últimas mesas pedían 150 espacios.

Señaló que los comerciantes solicitaban instalarse en Plaza de Armas, Jardín Guerrero, Plaza Constitución, Jardín Zenea y al interior de la Alameda Hidalgo. Recalcó que se les negó el permiso correspondiente.

Puntualizó que el gobierno municipal les ofreció Plaza Fundadores y Plaza Mariano de las Casas, así como vender su mercancía caminando en las calles del Centro Histórico, cuando el permiso se solicitó para 14 indígenas.

El secretario de Gobierno aseveró que los ofrecimientos fueron rechazados por parte de los comerciantes. Subrayó que más de 80 por ciento de los comerciantes son indígenas de “fuera del estado”.

Se dio finalmente la trifulca ante el intento de decomiso de mercancía, porque fue el aviso que les hicimos al no atender y no aceptar ninguna de las propuestas que ellos habían hecho (…), fue en ese momento (…) los propios líderes, el propio Gerónimo, el propio Benjamín y el propio Rogelio pues incitando. No decían golpeen a los inspectores, decían defiendan su mercancía y esa fue la señal, de repente salieron cerca de 150 golpeadores de todos lados de la plaza”, apuntó.

No se permitirán alteraciones del orden público, advierte Municipio