Entre chismes y campanas 8 de enero

0
131

La diputada federal por Querétaro, Ana Paola López Birlain, consideró que el desabasto del combustible en la entidad está convirtiéndose en un problema de seguridad nacional, por ello –dijo- es indispensable que se informe adecuadamente sobre las causas de esta crisis.

Agregó que el miércoles, el PAN ingresará un punto de acuerdo ante el Congreso de la Unión para exigir una respuesta e información profunda del por qué se está dando el desabasto.

“Nosotros hacemos un llamado enérgico a que este problema a resuelva de fondo, se hable con la verdad, que no se esté manipulando información. Definitivamente hay corrupción en PEMEX y se tiene que acabar con ella, pero no a costa del abasto y de la seguridad que puedan tener las familias en Querétaro”, expresó.

Que debido a los cambios que realizarán en la fórmula para la asignación de recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), el estado de Querétaro resultaría “un poquito más favorecido”, ya que el nuevo método incluye criterios distintos a los que se aplicaban para este propósito, dijo el secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Granados Torres.

“No presentaron (en la Primera Reunión Nacional de Secretarios Ejecutivos de los Consejos Estatales de Seguridad Pública 2019) la fórmula, solamente presentaron cuáles son los indicadores. Esta semana que está y la que sigue, nos van a convocar para establecernos la fórmula que va a manejar la federación. (…) No se habló ni de fórmula ni de montos”, indicó el funcionario estatal para luego recordar que en el ejercicio anterior, solo de recursos del FASP, se recibieron 202 millones de pesos.

Y mientras las vacaciones de invierno transcurrían, hubo dos robos a instituciones educativas en el estado, informó el coordinador general de USEBEQ, Enrique de Echávarri Lary. Uno de ellos -dijo- ocurrió en una secundaria del municipio de Jalpan, donde “cinco o seis” computadoras portátiles fueron sustraídas; el segundo -añadió- sucedió en Corregidora, en una escuela en la que hurtaron un equipo de sonido.