¡Es momento de empezar a cumplir los propósitos de Año Nuevo!

0
162

Una alimentación adecuada combinada con actividad física y mucha fuerza de voluntad te ayudará a conseguir bajar esos kilitos que ganaste en las celebraciones de fin de año

Mariana Moctezuma

Tras los excesos de comida durante los festejos de fin de año, uno de los principales propósitos que se plantean es el de bajar de peso y llevar un estilo de vida más saludable, sin embargo, la mayoría de las personas abandona este reto sin lograr resultados significativos.

Para la nutrióloga Patricia Reyes Peñaloza, el secreto para cumplirlo es pensar en él como un hábito y no solo como un reto que puede durar solo unos meses porque al final solo vamos a lograr terminar con mucha ansiedad, antojos y comiendo más.

“Primero hay que aprender a comer bien y realizar actividad física, esta nos va a ayudar a mantener la motivación, a calmar la ansiedad, a entender cuando nuestro cuerpo realmente tiene hambre y a aumentar nuestro nivel de endorfinas que son las hormonas del bienestar y que nos ayudan a sentirnos bien, calmados, serenos y a frenar el consumo de alimentos chatarra”, comentó la especialista en control de peso.

Es importante tener un consumo de agua adecuado, ya que esta va a ayudar a que nuestro cuerpo funcione bien, a mantenernos bien hidratados y a tener una buena digestión.

“En temporada de frío no alcanzamos a cubrir la cantidad de agua que necesitamos, se tiene la creencia que se deben consumir 2 litros de agua al día, sin embargo, para poder determinar cuánta agua necesita nuestro cuerpo hay que multiplicar nuestro peso por .032”, apuntó la nutrióloga.

Otro punto importante en un régimen de control de peso es el consumo de fibra, ya que este ayuda a mantener la saciedad.

“La fibra la encontramos en verduras crudas como nopales, apio, brócoli, jitomate y en frutas como manzana, pera, papaya, además de cereales integrales como tortilla de maíz, amaranto, avena, aquí es importante tener un consumo de cereales naturales, no cereales procesados como galletas, panadería dulce, cereales de cajita, en caso de consumir los procesados debemos asegurarnos que contengan 2 gramos de fibra por porción”.

Consumir proteínas de origen animal también es importante, ya que estas ayudan a mantener la saciedad, tener energía y a tener menos antojos.

“Se recomienda evitar las carnes rojas a menos que sean magras (que no tiene el corte de grasa blanco), se puede consumir pollo, queso o pescado. Hay que evitar las grasas saturadas como el pepperoni, el salami, el chicharrón, cosas fritas, hay que consumir menos azúcares, menos refrescos, yogures y leches saborizadas”.

Finalmente destacó que un régimen alimenticio debe ser personalizado de acuerdo al estilo de vida de la persona, ya que esto influye para obtener un buen resultado.

Por su parte, el instructor Ricardo Guzmán, consideró que para cumplir el propósito de hacer ejercicio se debe de tener mucha fuerza de voluntad.

“Es importante saber que hacer ejercicio no va a dar resultados inmediatos, se requiere de tiempo y esfuerzo. Tienes que corregir tu alimentación, evitar las grasas y los azúcares, además tu edad también influye mucho porque con los años es más difícil tonificar el cuerpo”.

El instructor apuntó que el ejercicio tiene que practicarse todos los días y recomendó empezar con una rutina de acondicionamiento físico.

“Para empezar a tomar fuerza y condición se recomienda un trote de 25 minutos y tres tipos de abdominales diferentes en tres series de 10 repeticiones al día, después de tres semanas se aumenta a 40 minutos de trote y cuatro tipos de abdominales en series de 10. En dos meses de hacer esto puedes entrar a hacer un entrenamiento más completo con pesas”, comentó al destacar que al principio de año es común que llegue mucha gente al gimnasio con el propósito de hacer ejercicio, pero por lo regular duran de tres a cuatro meses y después lo abandonan.

Llama el obispo de Querétaro a ver el Año Nuevo 2019 con esperanza