Paraguay rompe relaciones diplomáticas con el Gobierno de Venezuela

0
151

Tras la toma de posesión de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela hasta 2025, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, ordenó hoy el cierre de su embajada en Caracas

Mientras el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, asumía su segundo mandato hasta 2025; el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció -este jueves 10 de enero- su decisión de romper relaciones diplomáticas con el régimen bolivariano del país sudamericano, el cual no reconoce.

Al dirigir un mensaje a la nación, el mandatario paraguayo también dio a conocer la orden de cerrar su embajada en la ciudad de Caracas e instruyó el retiro inmediato de todo el personal diplomático acredita en la capital venezolana.

La determinación tomada hoy por Asunción representa una nueva vuelta de tuerca en la presión ejercida por el Grupo de Lima sobre el gobierno venezolano, el cual ha sido considerado como ilegítimo por la mayoría de sus integrantes; a excepción de México, que ha optado por no intervenir en los asuntos internos de Venezuela.

Horas después de la investidura del heredero político de Hugo Chávez Frías, el Gobierno de Argentina anunció oficialmente la suspensión del acuerdo de exención de visas para pasaportes diplomáticos y oficiales venezolanos; asimismo, prohibió el ingreso a su territorio nacional a los “integrantes de alto nivel del régimen” bolivariano.

Por su parte, la Unidad de Información Financiera (UIF) del país sudamericano emitirá una alerta al sector financiero y bancario acerca de “los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado Venezolano”.

Sin embargo, el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, puntualizó que Buenos Aires no interrumpirá sus relaciones diplomáticas con Caracas con la finalidad de brindar asistencia a sus connacionales residentes en suelo venezolano, defender los intereses de empresas argentinas y mantener contacto con organizaciones políticos y dirigentes de la oposición.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseguró que Maduro Moros “intenta burlarse de la democracia” y advirtió que “no importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder” su toma de posesión para un segundo mandato presidencial de seis años “carece de la autoridad de las urnas y de la credibilidad internacional”.

“Su poder no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización. Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario. #NoTeReconocemos”, indicó el mandatario argentino por medio de su cuenta de Twitter.

Mientras que el Gobierno de Perú dio a conocer su decisión de llamar a consultas a su encargada de Negocios en la capital venezolana, Rosa Álvarez, y que prohibirá la entrada a su territorio nacional a 100 integrantes de la cúpula de poder en Venezuela.

Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que compartirá con el sistema financiero local información que incluye a personas y empresas ligadas al gobierno venezolano, para que sean reportadas a la Unidad de Inteligencia Financiera.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, afirmó que su embajada en la ciudad de Lima, capital peruana, fue objeto del ataques cuando un grupo de personas ingresaron a la legación diplomática. “Hacemos responsable al Gobierno de Perú ante cualquier consecuencia contra nuestro personal diplomático y embajada en Lima”, señaló el canciller venezolano en Twitter.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, aseveró que luego de haber sido elegido en “elecciones fraudulentas y antidemocráticas” el régimen de Maduro Moros “ahora está totalmente arraigado como una dictadura”.

Asimismo, Ottawa destacó que solamente reconoce a la Asamblea Nacional -controlada por la oposición- “como la única institución democráticamente elegida que queda en el país” sudamericano; por lo que le pidió al gobernante venezolano transferirle el poder hasta que se realicen nuevos comicios.

Estados Unidos impone nuevas sanciones económicas contra Venezuela