Detecta ESFE anomalías en contratación de pipas en El Marqués

0
384

De acuerdo con la ESFE, la administración municipal de El Marqués 2015-2018 incurrió en diversas irregularidades en la contratación de pipas para transportar y distribuir agua

Al fiscalizar las cuentas públicas correspondientes al 2017 de la administración de El Marqués, presidida por el alcalde –ahora regidor de este ayuntamiento- Mario Calzada Mercado, la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) encontró irregularidades en la contratación de una empresa para transportar y distribuir agua.

La auditoría confirmó que esa administración municipal contrató a la persona moral con Registro Federal de Contribuyentes CFE150226EY para realizar “servicios de fletes para transportar y realizar maniobras de carga y descarga de agua potable, agua tratada y agua residual en las localidades del municipio”; sin embargo, concluyó que “no es posible verificar y acreditar que la totalidad de los servicios contratados hayan sido prestados con las características plasmadas el contrato respectivo”.

A través de una consulta al padrón de proveedores del gobierno de El Marqués 2015-2018, Códigoqro confirmó que dicho RFC corresponde a Comercializadora FEGOPI, S. de R.L de C.V., con domicilio en la calle Nueces no. 83, colonia Valle de los Olivos, Corregidora. En cuanto al giro de la empresa, señala: “comercializamos cualquier tipo de productos”; el representante legal registrado es Felipe González Piña.

Y entre las anomalías encontradas están: falta de control de que todos los servicios contratados hayan sido prestados; inconsistencias en el padrón de beneficiarios (que además carece de membrete y firmas) de las localidades con los lugares en los que se descargarían los fletes de agua potable, porque no corresponde con el anexo del contrato.

Adicionalmente, los datos entregados sobre el total de las cargas de pipas no coincidieron con las unidades descritas en el contrato y el reporte de las placas de las pipas utilizadas no correspondió en su totalidad con la información sobre las cargas y descargas de cada vehículo.

Como parte de la auditoría, la ESFE llevó a cabo visitas a seis comunidades, en las cuales -según las bitácoras entregadas- se distribuía el agua; sin embargo, comprobó que en su mayoría, los habitantes no recibieron este beneficio por lo que incluso tuvieron que pagar fletes de agua en pipas de particulares que abastecen su localidad.

En consecuencia, la ESFE requirió a ese municipio para que en un plazo no mayor a 30 días, emitiera un informe adicional sobre las acciones realizadas para atender y solventar las observaciones; además de entregar el soporte en copias certificadas de los lugares en los que se descargaron los fletes de agua potable, el padrón de beneficiarios, las cargas y descargas de agua potable que se realizaron y a cuántos litros de agua potable equivalen las mismas.

De manera paralela, solicitó informar si en el contrato fueron arrendadas 14 pipas, dado que en los reportes presentados sólo se reflejaron 12 pipas; presentar reportes de las cargas realizadas en el primero y segundo semestre del 2017; así como señalar el mecanismo que se utilizó para decidir a qué particulares se entregaría el agua potable y en qué cantidad.

El Marqués, primer municipio en instalar Consejo de Mejora Regulatoria