“La Constitución no ha muerto”: Andrés Manuel López Obrador en Querétaro

0
107

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, sostuvo hoy que es en los estados y municipios del país donde se distribuye el poder y la gobernanza de México

En este momento no existen condiciones para tener una nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; sin embargo, tener una actual es algo que no debe descartarse, pero podría dejarse para el porvenir, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al encabezar la ceremonia conmemorativa del CII aniversario de la Carta Magna de 1917 en el Teatro de la República, en la capital del estado de Querétaro.

En su mensaje, el mandatario federal indicó que actualmente existen otras tareas más importantes que la elaboración de una nueva Constitución; por lo que, expuso, se optó por hacer propuestas de reformas constitucionales, ya que, consideró, tienen la misma importancia y profundidad que un nuevo texto jurídico y político.

“Cuando entreguemos nosotros la estafeta para las nuevas generaciones, por qué no convocar a un nuevo Constituyente y elaborar una cuarta Constitución. (…) Aquí se dieron dos cifras, dos datos: 700 reformas y el otro dato 900 reformas. (…) Está muy parchada, muy remendada la Constitución. Últimamente también se afectó mucho, no sólo la letra, sino la esencia, el espíritu de la Constitución, por eso no descartar el hacer una nueva”, sostuvo.

Previo a enfatizar que “la Constitución no ha muerto”, mencionó tres reformas que impulsará su gobierno. La primera, expuso, consiste en definir en la Constitución el delito de corrupción y que este sea considerado como grave; por lo que quien lo cometa, sostuvo, no tendrá derecho a fianza.

La segunda, añadió, es terminar con la impunidad, para la cual se propone que el presidente en funciones pueda ser juzgado por corrupción, acabar con los fueros y privilegios en el gobierno. La tercera, manifestó, es establecer la democracia como sistema político y forma de vida.

“Tenemos que establecer una auténtica democracia, acabar con los fraudes electorales; que no se compren los votos; que no se utilice el presupuesto para favorecer a ningún partido, a ningún candidato. La democracia no nos va a traer el cuerno de la abundancia, pero nos va a dar mucha fortaleza moral”, enfatizó.

Todos somos tanto como el que más: FDS

En su intervención, el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, indicó que no existe más representatividad que la que se desprende de la democracia -principio plasmado en la Carta Magna por el Congreso Constituyente de 1917- ni legitimidad que se coloque por encima del sufragio, las instituciones y la ley.

“La República representativa se sintetiza así: Todos somos tanto como el que más. Provenimos del sufragio y somos representantes legítimos de la sociedad. Tenemos derechos y deberes que nos enaltecen y nos sujetan”, resaltó.

La Constitución, abundó, alimenta el laicismo y cancela la intención centralista del México más conservador; por ello, en los estados y el municipio libre se distribuye el poder y la gobernanza de la República, misma que coagula en el Congreso de la Unión. De este modo, dijo, el federalismo se convierte en el andamiaje de convivencia pacífica para la nación.

Puntualizó que cumplir con la ley es una convicción y una obligación, pero las autoridades electas tienen además el deber de hacerla cumplir. Subrayó que la grandeza de la Carta Magna reside en que pretende la igualdad de los mexicanos a partir de la libertad.

“En la libertad, la Constitución genera las condiciones para alcanzar la igualdad. La más importante de ellas: Igualdad ante la ley. La verdadera igualdad reside ahí, en la posibilidad de que todo mexicano, por el hecho de serlo, pueda acudir a los tribunales para encontrar justicia. Ahí se iguala al rico y al pobre, al poderoso y al desvalido. Por eso se ordena, aunque tardará, que se blinde la división de poderes”, mencionó.

Indicó que la democracia debe conducir a la unidad para, mediante esta, construir un país basado en la honestidad y en la ley. Llamó a refrendar el compromiso con el combate a la corrupción, ya que la deshonestidad vulnera la confianza y pervierte el sentido de la función pública.

“La Nación está urgida de una cultura de la legalidad”, destacó.

Una deuda con México: SCJN

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, aseguró que actualmente existe una deuda con el pueblo de México, con los desprotegidos, los discriminados, las mujeres, las niñas y los niños, los grupos vulnerables y las personas con discapacidad.

“La Constitución nos marca la ruta para abatir la desigualdad, combatir la pobreza y lograr el desarrollo económico en beneficio de todas y de todos. Los poderes de la Unión, sin excepción, estamos obligados a cumplir con este mandato”, afirmó.

Añadió que la SCJN y el poder Judicial de la federación, en su tarea de interpretar y defender la Constitución, deben abanderar un modelo de transformación política y social que está plasmado en la esta. Por ello, dijo, los jueces tienen la obligación de ser motor del cambio social y dejar atrás la visión que entiende a los derechos sociales como declaraciones de buenas intenciones o aspiraciones reivindicatorias.

“Los derechos sociales imponen un deber de resultado. Esto significa que el Estado mexicano tiene la obligación de satisfacer en forma inmediata sus contenidos mínimos y avanzar progresivamente en su protección. Ante ello, el reto de los jueces federales es asumir sin ambages un proyecto de interpretación constitucional, transformador, a través del cual se promueva el cambio social”, expuso.

Principios irreductibles

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, Martí Batres Guadarrama, por su parte, recordó que actualmente existen principios constitucionales irreductibles que son el pilar de la República; entre ellos, enlistó: la soberanía popular, el federalismo, el municipio libre, la división de poderes, autonomías, el estado laico, la no intervención y autodeterminación de los pueblos, la propiedad originaria de la nación, la rectoría económica del estado, así como el voto universal libre, directo y secreto.

Gobierno de México fortalecerá a Pemex y CFE: López Obrador