Los niños y los dispositivos móviles

0
12326

El uso prolongado de smartphones, tabletas y otros dispositivos móviles por parte de los niños puede provocarles problemas de estrabismo y otros padecimientos en los ojos

Mariana Moctezuma

La creciente dependencia al uso de las computadoras, teléfonos móviles y tabletas electrónicas ha ocasionado que un mayor número de menores presente problemas visuales, pues es común que estos aparatos electrónicos se usen como un auxiliar en el cuidado de los infantes.

El uso prolongado de dispositivos electrónicos que, por lo pequeño de sus pantallas obliga a que la visión de ambos ojos converja en ese espacio, puede ocasionar estrabismo u otros problemas oculares.

En entrevista, el cirujano oftalmólogo Juan Manuel Paulín Huerta, explicó que cuando se utilizan esos aparatos se junta la vista hacia la nariz para ver la pantalla en un espacio limitado y se va generando estrabismo en ambos ojos.

El especialista también indicó que la miopía, el síndrome de ojo seco y el bizco, son afectaciones a la vista que empiezan a asociarse al uso de dispositivos móviles.
Explicó que la convergencia de la vista de manera sostenida hace que le cueste trabajo a nuestra vista romper con el enfoque cercano e ir a su posición original, y son situaciones nuevas que hay que conocer y difundir.

“El bizco clásico se puede ver incrementado por el uso prolongado desde edades tempranas de celular o tableta porque el mismo esfuerzo ocular nos lleva a él, cuando nosotros vemos de cerca hacemos un bizco inconsciente y nuestros ojos se alinean al objeto cercano, cuando vemos de lejos los ojos se separan”, agregó.

El ojo seco se debe a que las personas mantienen la vista en la pantalla del celular o las tabletas por tiempo prolongado y se olvidan de parpadear.

La recomendación es darle descansos a la vista y ver de lejos para que los ojos puedan alinearse, así como reducir el tiempo de uso de estos dispositivos, sobre todo en los niños más pequeños.

Internet, una niñera que no es confiable

Aunque en la actualidad es inevitable que los menores de edad accedan a estos dispositivos, es importante poner límites a la cantidad de horas y a los contenidos que ven, pues al navegar en Internet pueden ser víctimas de algún delito, por lo que se recomienda que los dispositivos estén en una zona compartida por toda la familia, establecer horarios de uso y tener actividades con los niños en la red.

Asimismo, enseñar a los menores a no interactuar con desconocidos, no brindar datos personales y a proteger sus contraseñas, así como revisar con frecuencia el historial de navegación y usar aplicaciones que tienen elementos de seguridad.

Actualmente hay disponibles varias herramientas para mejorar el acceso a contenidos de calidad y seguros, y también medidas básicas para un uso responsable.

Ante el peligro al que se exponen los niños en Internet, lo mejor es adoptar controladores parentales, verificar constantemente lo que ven los pequeños cuando navegan, además de vigilar el tiempo de conexión a la red y mantener una comunicación constante con ellos para evitar problemas como acoso o ciberbullying.

Entre las opciones que se pueden adoptar para proteger a los menores, se encuentran diversas aplicaciones como Secure Kids, diseñada para smartphones y tabletas, que permite bloquear determinadas páginas, palabras e incluso llamadas, además de geolocalizar a los menores en caso de ser necesario.

Aumentará monto en becas para niños de Corregidora