Marie Curie: una mujer de ciencia

0
549

Marie Curie sobresalió en un mundo dominado por hombres y revolucionó la ciencia en su época, gracias a sus investigaciones fue dos veces ganadora del Premio Nobel, uno en Física y otro de Química

Una mujer con voluntad, inteligencia y pasión, así es como se puede describir a la científica Marie Curie, quien supo sobreponerse a las adversidades para dejar su huella en la ciencia.

Marie nació en Polonia, hija de un profesor de Física y una maestra, mostró desde joven ser una alumna brillante, que gracias a su padre adquirió sus primeros conocimientos científicos.

No obstante en Polonia, en esa época, las mujeres no podían asistir a la universidad por lo que se mudó a París donde estudió Física, ahí conoció a su esposo Pierre Curie y comenzó sus investigaciones en la procedencia de la energía del compuesto de uranio sobre los rayos X, descubrimientos previamente empleados por Wilhelm Röntgen, en 1895, y Henri Becquerel, en 1896.

Sus investigaciones se realizaban bajo condiciones difíciles, pues los arreglos de laboratorio eran deficientes.

Fue el descubrimiento de la radioactividad por Henri Becquerel, el cual inspiró a los Curie en sus brillantes investigaciones y análisis que condujeron al aislamiento del Polonio, llamado así por el país del nacimiento de Marie, y el Radio.

A lo largo de su trayectoria, Curie desarrolló métodos para la separación del Radio de los residuos radioactivos en cantidades suficientes para permitir su caracterización y el estudio cuidadoso de sus propiedades.

A lo largo de su vida promovió activamente el uso de la radiografía, durante la Primera Guerra Mundial, con la ayuda de su hija Irene recorrió los hospitales de campaña para ayudar a los cirujanos con las nuevas técnicas radiológicas, por lo cual fue nombrada “Suprema Bienhechora de la Humanidad”.