Bloqueo en vías férreas en Michoacán afecta a industria automotriz

0
199

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia) denunció que el bloqueo al paso del ferrocarril en el estado de Michoacán provoca gastos extra, de entre 500 mil y un millón de pesos diarios a cada empresa automotriz afectada.

El presidente del organismo, Eduardo Solís Sánchez, dijo que empresas como General Motors, Fiat Chrysler Automobiles (FCA) México, Ford Motor de México y Honda, padecen el impacto al tener que transportar sus insumos vía terrestre para continuar la producción de unidades.

Al urgir una solución al conflicto propiciado por el magisterio en la entidad y respeto al Estado de Derecho, el dirigente de la industria señaló que “pese a los esfuerzos y mesas de negociación… siguen los bloqueos”.

Y es que, explicó, aunque las vías sean rehabilitadas en forma parcial es inoperable, porque siguen deteniendo la marcha de los trenes en algún punto, aunque hasta hoy el problema de bloqueo se presente solamente en Caltzonzin, Uruapan.

“Mientras no se libere todo el tren no se puede pasar, porque es un tren que va de Lázaro Cárdenas a la zona industrial de Toluca”, advirtió el líder de la industria automotriz en conferencia de prensa.

Por lo que es desafortunado que las marcas usen las vías terrestres alternas que son mucho más caras para mover sus productos, vehículos, partes y componentes, pues señaló que, de acuerdo con información de las propias marcas, la transportación terrestre cuesta hasta un millón de pesos más diarios a cada una de ellas.

“Los bloqueos ya se prolongaron por más de cuatro semanas y hoy volvemos a hacer un llamado para que todas las vías sean liberadas. No se puede confundir con reprimir la aplicación del Estado de Derecho, es lo que la industria solicita”.

Por otra parte, en el caso de los acuerdos a los que llegaron las empresas maquiladoras en Matamoros, de un 30 por ciento del incremento salarial y bonos por 32 mil pesos, dijo que esto hace inoperante la estadía de las empresas en el país.

Ello, ya que de las 45 empresas afectadas, la mayoría son proveedores de la industria automotriz, y hoy está amenazada su estancia, por lo menos en ese estado.

Lo preocupante también es que muchas de ellas son proveedores de automotrices incluso en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, puntualizó el representante de la industria.

Autoridades y particulares deben cumplir la ley: CNDH sobre bloqueos en Michoacán