CFE en riesgo de quiebra si no llega a nuevos términos

0
438

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) busca renegociar los generosos contratos de gas natural que tiene con las empresas del sector privado que estipulan pagos incluso cuando no se está entregando el producto.

El director de la Comisión Manuel Bartlett, dijo el lunes que la compañía corre el riesgo de quiebra si no llega a nuevos términos con las empresas.

Dijo que desde 2015, la CFE ha pagado a las empresas del sector privado 62 mil millones de pesos por la renta de gasoductos que no están funcionando. Varios proyectos han sido bloqueados por manifestantes comunitarios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que es un compromiso el no hacer ninguna reforma y no se tomará ninguna medida que sirva de pretexto para crear nerviosismo, al final será decisión de las empresas, aunque la administración federal buscará la forma de fortalecer a la CFE.

Confió en que sean empresas responsables, que entiendan la situación por la que atraviesa el país y “que nos ayuden a sacar adelante a México, que nos ayuden a enfrentar la crisis que produjo la política neoliberal”.

Puntualizó que en México se quiere que haya inversión privada tanto nacional como extranjera, pero también se desea que las empresas internacionales actúen con dimensión ética, por lo que expuso que una compañía contrató a un expresidente, lo que resulta inmoral, e incluso esto no puede hacerse en otros países, por lo que enfatizó: “México no es ya tierra de conquista, eso se termina”.

López Obrador aseguró que se mantendrán buenas relaciones con todos los gobiernos y sus pueblos, y se cuidarán las relaciones comerciales que se tengan.

Subrayó que se han entregado contratos a particulares para ductos en donde la CFE es la garante de la compra del gas, “pero no sólo eso, si los ductos no se pueden construir, como está sucediendo en siete grandes gasoductos, se tienen que estar pagando a las empresas aunque no haya gas; hay siete gasoductos parados que van a significar una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares”.

Explicó que a esta situación se debe agregar que se subsidia a las empresas particulares, porque no pagan por el servicio de la transmisión de la energía, “y hay que pagarles subsidio por un concepto que se llama cargo fijo”.

Manifestó que todo esto afectó a las finanzas de la CFE y en donde han participado exfuncionarios del sector energético, que además, algunos han incurrido en “la práctica totalmente inmoral de que los funcionarios terminan su desempeño en el sector público y se pasan a trabajar a las empresas que reciben contratos“.

Adelantó que se contempla proponer un ordenamiento legal que impida a los servidores públicos trabajar por un periodo determinado a partir del término de su encargo en empresas del ramo relacionado con el puesto que desempeñaron.

Dijo que este plan también contempla la modernización de plantas hidroeléctricas para hacerlas más eficientes y, de esta manera, avanzar en la competencia dentro de un mundo globalizado, al no tener que pagar más por los consumos en la industria nacional.

Hizo hincapié en que ahora el gran cambio que se busca en México es el de separar el poder económico del político, “porque nos ha hecho mucho daño que el poder económico y el político se alimenten y se nutran mutuamente”.

El mandatario agregó que conforme se vaya rescatando tanto la industria eléctrica como la petrolera, comenzarán a bajar los costos con el objetivo de ser competitivos en el mercado mundial, y en eso contribuirá la construcción de una nueva refinería y la modernización de las existentes.

Anunció que presentará ternas, tanto para el consejo de la Comisión Reguladora de Energía como para el Consejo de Pemex y para la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Manuel Bartlett acusó a Felipe Calderón y Salinas de Gortari de debilitar a la CFE