Rehabilitación de Ezequiel Montes, una historia de retrasos y deficiente planeación

0
587

La ESFE cuestionó que primero se haya hecho la reconstrucción de la vialidad con cantera y hasta después la instalación de la red de agua potable y drenaje, en avenida Ezequiel Montes

El orden de los factores sí altera el producto… prueba de ello es la rehabilitación de la avenida Ezequiel Montes, en el municipio de Querétaro; realizada durante la administración del hoy diputado federal plurinominal, Marcos Aguilar Vega.

Lo anterior se desprende de la auditoría que realizó la Entidad Superior de Fiscalización del estado de Querétaro (ESFE) a esa obra, como parte de la revisión a las cuentas públicas del municipio correspondientes al 2017.

La ESFE concluyó -entre otras cosas de las que Códigoqro ha venido informando- que hubo una deficiente planeación, en este caso en particular, debido a que los trabajos se dividieron en: 1) reconstrucción de la vialidad con pavimento de cantera rosa labrada, y 2) la instalación de la red de agua potable y drenaje sanitario… y fueron ejecutados en ese orden, es decir, ¡al revés!

“El día 11 de julio de 2017 -detalla el informe- mediante ‘Acta circunstanciada de suspensión de trabajos’ se suspenden totalmente los trabajos (de reconstrucción de la vialidad con pavimento de cantera rosa labrada) y de manera temporal, debido a que los trabajos de red de drenaje sanitario y red de agua potable estarán interviniendo los tramos 3 y 4 lado oriente”.

Y remata consignando que: “de lo mencionado anteriormente se desprende una deficiente planeación por parte de la Entidad Fiscalizada (municipio de Querétaro) al dividir los trabajos a ejecutar en dos contratos, reconstrucción de vialidad y red de drenaje sanitario y red de agua potable, y no guardar un orden en el sistema constructivo, al contratar e iniciar la ejecución de los trabajos de reconstrucción antes de los trabajos de red de drenaje sanitario y red de agua potable”.

Cabe recordar que ayer, Códigoqro publicó que dos empresas realizaron -mediante invitación restringida- la reparación de Ezequiel Montes con pavimento de cantera rosa: Pavimentos y Urbanizaciones de Querétaro, S.A. de C.V., con número de contrato SOP/2016-0253/9 (tramo de Universidad a Balvanera), por un monto de 21 millones 739 mil 991.11 pesos; y Victorino Hurtado Flores, con número de contrato SOP/2016-0252/9 (tramo de Balvanera a Zaragoza), por un monto de 21 millones 905 mil 453.39 pesos.

Ambos contratos contemplaron como fecha de inicio el primero de marzo, y el 21 de junio de 2017, para la terminación.

Y que, además, se firmó otro contrato con Victorino Hurtado Flores (SOP/2017-0177/9) – con fecha de arranque el 29 de abril de 2017, y el 19 de octubre del mismo año, para la terminación- con el fin de instalar la red de agua potable y el drenaje sanitario en la misma calle -de Universidad a Zaragoza- por un monto de 112 millones 560 mil 229.24 pesos; vía adjudicación directa.

Por otro lado, la revisión evidenció que el titular de la Secretaría de Obras Públicas Municipales, o quien haya sido responsable, “no acreditó contar con un estudio del diseño del pavimento para cumplir con el objetivo planteado, así como tampoco se acreditó el estudio y diseño de escurrimientos y captación pluvial”.

Suspensiones injustificadas de las obras…

Aunado a las anteriores observaciones, la Entidad Superior de Fiscalización constató anomalías en la supervisión y control de la obra por la interrupción temporal de la colocación del adoquín, sin que el dictamen correspondiente contara con la documentación oficial que lo avalara.

El 2 de marzo de 2017, los trabajos fueron suspendidos, según se argumentó en el acta correspondiente: “debido a que el primero de marzo al realizar el inicio de los trabajos, los locatarios de la zona pararon su ejecución, solicitando nuevamente una revisión al proyecto y manifestando solicitudes adicionales, reiniciándose los trabajos el 09 de abril de 2017, es decir, hubo suspensión de los trabajos por 39 días”.

Posteriormente, el 10 de julio de 2017, nuevamente fue detenida la obra “debido a que el 11 de julio de 2017, los trabajos de red de drenaje sanitario y red de agua potable estarán interviniendo los tramos 3 y 4 lado oriente de la obra, reiniciándose los trabajos el 21 de agosto de 2017, es decir, hubo suspensión de los trabajos por 41 días”.

El 11 de septiembre de 2017, la interrupción de los trabajos fue “en base a los pronósticos climáticos se continuará con lluvias torrenciales teniendo inconvenientes mayores en los trabajos por iniciar de excavaciones en vialidad para lado Poniente, reiniciándose los trabajos para el contrato SOP/2016-0253/9 el 23 de octubre de 2017 y el 21 de noviembre de 2017 para el contrato SOP/2016-0252/9, es decir, hubo suspensión de los trabajos por 41 y 70 días respectivamente”.

Sin embargo, la ESFE determinó que el aplazamiento se dio sin que el municipio acreditara su dicho del estado del tiempo “con los boletines y/o avisos meteorológicos que emite el Servicio Meteorológico Nacional (SM.N.), quien es el organismo encargado de proporcionar información sobre el estado del tiempo (pronóstico del tiempo) a escala nacional y local en nuestro país”.

Así, en la reconstrucción de la vialidad, en el tramo de Balvanera a Zaragoza, hubo una suspensión de trabajos por 150 días; lo que representó un ¡132% de tiempo más al contratado!, debido a que el plazo de ejecución era de 113 días naturales. En el caso del tramo restante (de Universidad a Balvanera), los trabajos estuvieron parados 119 días naturales; lo que implicó un 105% de tiempo más al contratado, dado que el periodo de ejecución era de 113 días naturales.

Evadió municipio de Querétaro licitar obras en avenida Ezequiel Montes