Papa Francisco sostiene que no es oportuno mediar en la crisis de Venezuela

0
151

En una carta enviada el pasado 7 de febrero, el papa Francisco no se dirigió a Nicolás Maduro Moros como presidente de la República Bolivariana de Venezuela, sino solamente como “señor”

Mediante una carta, el papa Francisco le notificó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, que no existen las condiciones para que la Santa Sede intervenga para mediar entre el chavismo y la oposición para solucionar la crisis política, económica y social en el país sudamericano; informó el diario italiano Corriere della Sera.

El periódico citó una misiva enviada por Jorge Mario Bergoglio al mandatario venezolano el pasado 7 de febrero, días después de que este dijera que le había solicitado al pontífice que lo ayudara a entablar conversaciones con la oposición.

Apenas el pasado lunes, una delegación de representantes del líder opositor Juan Gerardo Guaidó Márquez, quien es presidente de la Asamblea Nacional de aquella nación sudamericana, se reunió en el Vaticano con colaboradores del dirigente de la Iglesia Católica.

El papa Francisco también lamentó que los obispos venezolanos no hayan tenido éxito en sus esfuerzos para distender el conflicto político en Venezuela, donde gran parte de la población padece escasez de alimentos, productos básicos y medicamentos.

Por su parte, el portavoz de la Santa Sede Alessandro Gisotti, señaló que el Vaticano “no comenta en torno a las cartas del Santo Padre que obviamente son de carácter privado”.

A través de dicha carta, Bergoglio hizo patente su frustración por la insuficiente colaboración del Gobierno de la República Bolivariana a la disposición de la Iglesia Católica para facilitar el diálogo con el objetivo de lograr la reconciliación en territorio venezolano.

“Lamentablemente todos los intentos se han interrumpido porque a lo acordado en las reuniones no le seguían gestos concretos de cumplimiento de los convenido y las palabras parecían desautorizar los buenos propósitos que quedaban registrados en papel”, agregó el pontífice.

El dirigente de la Iglesia Católica refrendó su disposición al diálogo, pero solamente “cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común sobre cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz”.

Asimismo, destacó que “me inquieta profundamente la situación en Venezuela” y añadió que sigue orando por “una solución justa y pacífica para superar la crisis respetando los derechos humanos y buscando el bien de todos los habitantes del país y que se evite toda forma de derramamiento de sangre”.

En su carta, el papa Francisco parece admitir el hecho de que la mayoría de los países de América y Europa ya no reconocen al gobernante bolivariano como presidente de aquella nación sudamericana, ya que se dirigió a él como “señor Nicolás Maduro” en lugar de usar el término de “señor presidente”. Tanto la oposición como una parte de la comunidad internacional consideran las elecciones presidenciales de 2018 como fraudulentas.

Nicolás Maduro Moros recibió la bendición de Jorge Mario Bergoglio en el Vaticano durante 2013, luego de que aquel tomara el poder tras la muerte del expresidente Hugo Chávez Frías, quien impulsó el desarrollo de la Revolución Bolivariana en Venezuela.

Venezuela abre investigación sobre declaración patrimonial de Guaidó