Entre chismes y campanas 5 de marzo

0
117

La Comisión de Puntos Constitucionales de la LIX Legislatura del estado, presidida por la diputada Tania Palacios Kuri, aprobó ayer las reformas a la Constitución federal en materia de Guardia Nacional, en donde subrayó uno de los aspectos importantes del dictamen: el que esta estará encabezada por un mando civil.

Hoy, a las 11:00 horas, en sesión de pleno, seguramente los diputados -en su calidad de integrantes del Constituyente Permanente- aprobarán la reforma constitucional, la cual ya fue aprobada en Nuevo León, Chiapas, Campeche, Tabasco y Guerrero.

En medio de todo esto, llama la atención que -mientras los legisladores federales salieron triunfantes a declarar que habían aprobado una Guardia Nacional con mando civil- López Obrador insista que podría nombrar un mando militar en activo: “(…) he escuchado de que se dice que tiene que ser un civil o si es militar tiene que ser retirado. No necesariamente. Yo estoy viendo qué es lo que más conviene, qué es lo que nos garantice el que funcione mejor”… o sea, como dice la frase atribuida a Galileo: ¿”Y sin embargo se mueve”?

Y a propósito de militares, el coordinador de la bancada de Morena en la LIX Legislatura del estado, Mauricio Ruiz Olaes, informó -a través de un comunicado- que se reunió con el jefe de Estado Mayor de la 17ª Zona Militar, Rosalino Barrios Barrios.

“A un día de que se vote en el Congreso del Estado el tema de la Guardia Nacional, se dio esta comparsa entre la autoridad castrense y el coordinador morenista”, señaló el documento.

Dos preguntas quedan en el aire: ¿Por qué utilizar la palabra “comparsa”, dada la connotación que el término tiene en el ámbito de la política?, y ¿por qué no habrá recibido al diputado directamente el comandante de la 17ª Zona Militar, Inocente Prado López?

Que las patrullas ambientales realizan entre ocho y 10 infracciones diarias por violaciones a la Ley de Tránsito, relacionadas con la contaminación del medio ambiente, dijo el secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Granados Torres, quien recordó que son tres unidades las que operan y están a cargo de personal capacitado para su manejo. “En esta prueba piloto lo vamos a extender a los 18 municipios del estado. (…) La multa es de hasta 20 UMA, no recuerdo la conversión, pero es alrededor de mil 500 pesos”, expuso el funcionario.