“Fuera los corruptos. Viva el maíz. Viva México”

0
197

El 29 de noviembre se convirtió en Senadora de la República por Morena porque era la suplente de la hoy Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; quien a su vez había obtenido el cargo por la vía plurinominal.

En el portal del senado no aparece su semblanza curricular; sin embargo, Internet arroja que Laura María de Jesús Rodríguez Ramírez es actriz, directora de teatro, artista de performance y activista social. Está casada con la cantante y actriz argentina Liliana Felipe.

Forma parte de varias comisiones: de la Medalla Belisario Domínguez; de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural; de Gobernación; para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos.

Tiene registradas 26 asistencias a Sesiones de Pleno; ha participado en 69 votaciones: 65 veces a favor y una en contra (sobre el presupuesto de noviembre y diciembre), se ha ausentado en tres ocasiones: durante las votaciones de los dictámenes para adicionar el Capítulo V al Título Quinto de la Ley de Instituciones de Crédito; para reformar el primer párrafo del artículo 40 y adicionar un segundo párrafo al artículo 44 Bis 4 también de la Ley de Instituciones de Crédito; y para reformar disposiciones de la Ley General de Educación y de la Ley Federal del Trabajo.

Únicamente ha promovido una iniciativa y ha suscrito otra más. La primera, junto con Ricardo Monreal, para proponer la inscripción con letras de oro en el Muro de Honor del Salón de Sesiones de la Cámara de Diputados del nombre de Ignacio Ramírez “El Nigromante”; la cual fue turnada para su estudio y dictamen a la cámara baja.

La segunda se refiere a una iniciativa presentada por José Narro Céspedes, sobre el proyecto de decreto para expedir la Ley Federal Agraria y derogar la Ley Agraria; turnada a comisiones, para su análisis.

La senadora tampoco ha presentado punto de acuerdo alguno y ha tenido solamente dos intervenciones en tribuna: el 29 de noviembre y el 13 de diciembre; ambas relacionadas con la iniciativa sobre “El Nigromante”.

“Las personas de todos los sexos y de todas las especies que anhelamos la cuarta transformación enfrentamos un reto histórico, separar el poder político del poder económico. Sé que lo vamos a lograr; tenemos en Andrés Manuel un líder fuera de serie, como no lo hemos tenido en los últimos 80 años. Y como a Juárez y a Ramírez, nos acompaña y nos conduce el pueblo; no se puede pedir más. Bueno, sí se puede pedir más, pongamos en letras de oro el nombre de “El Nigromante”: “Fuera los corruptos. Viva el maíz. Viva México”, dijo en una de ellas.

Y más que por un trabajo legislativo sobresaliente, la legisladora –cuya dieta mensual es de 105 mil pesos… eso sí, menos de los 108 mil que gana el presidente- ha adquirido fama por sus sorprendentes declaraciones, primeramente acerca de que la mayoría de las católicas no son inteligentes.

Después, por afirmar que “todas las hembras de todas las especies merecen vivir, son iguales a los humanos; todos somos iguales, todas somos iguales: las vacas, las puercas, las burras… Todas las hembras somos iguales.”

Además, por lo de “Recuerda que cada vez que comas tacos de carnitas estás festejando la caída de la gran Tenochtitlan.”

Y no se diga, su símil entre la marihuana y el clítoris: “Hace 20 años una uróloga australiana hizo la descripción del funcionamiento del clítoris, antes no sabíamos cómo usarlo, lo mismo pasa con la marihuana; hay una desinformación absolutamente programada de manera que la gente no sepa las maravillas que la planta puede tener para una sociedad cuando está bien regulada.”

Obedecerá todo esto –como explicó el viernes pasado el propio presidente, tras ser cuestionado sobre el rechazo, precisamente en el Senado, de las ternas que envió para la Comisión Reguladora de Energía- a que: “Son muy buenos (…), lo que sucede es que hay un cambio también, ya no tienen el mismo perfil de antes y no quiero mencionar cuál era el perfil que dominaba antes…”

¿Será?