Privilegiar la economía o la seguridad de las personas… he ahí el dilema sobre el doble remolque

0
290

Quienes se oponen a la prohibición del doble remolque argumentan que se elevarían costos de operación e implicaría alza en precios de productos movilizados en México

“Es así, como al final se ponen en la balanza de forma lisa y llana las dos visiones que se tienen sobre esta problemática, la económica por un lado, y la de la integridad física de las personas”, de esta manera concluyó el estudio “El transporte de carga: los dobles remolques”, elaborado por la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis (Sedia) de la Cámara de Diputados a nivel federal, y publicado recientemente.

La integridad física de las personas -señala- se refiere básicamente a “la pérdida de vidas humanas, ya que quedan constatadas las diversas repercusiones que ha tenido el uso desmedido y sobre todo el no cumplimiento de lo establecido por la normatividad en la materia”.

Es por ello, agrega, “que a efecto de evitar más desgracias como hasta las que hoy en día se siguen contando, que son los accidentes ocasionados por el mal uso del transporte pesado, especialmente el de doble remolque, tanto el que circula por carretera, como en las principales ciudades donde por las características de la misma, como es el caso de la capital del país, es que debe de haber una mayor restricción regulada en cuanto a la circulación de este tipo de autotransporte pesado; pero sobre todo verificar que la misma se cumpla de verdad”.

Tipos de transporte de carga…

La Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal señala que los servicios de autotransporte federal son: de pasajeros, de turismo y de carga; y consigna que “tratándose de objetos voluminosos o de gran peso, se requiere de permiso especial que otorgue la Secretaría (SCT)…”.

Además, el Reglamento de Tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal clasifica al transporte de carga en: camión unitario ligero, camión unitario pesado, camión remolque, tractocamión, semirremolque, remolque, y vehículo tipo grúa.

Camión: vehículo automotor de seis o más llantas.
Camión unitario ligero (con peso bruto vehicular de menos de cuatro toneladas).
Camión unitario pesado (con peso bruto vehicular mayor de cuatro toneladas).
Camión remolque (constituido por un camión unitario, ligero o pesado, y un remolque o remolque ligero, acoplados mediante un convertidor).
Tractocamión: vehículo automotor destinado a soportar y arrastrar semirremolques
Tractocamión articulado (constituido por un tractocamión y un semirremolque).
Tractocamión doblemente articulado (constituido por un tractocamión, un semirremolque y un remolque u otro semirremolque).

Fuente: Reglamento de Tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal

Problemática y recomendaciones:

Como parte de la investigación de Sedia, se llevó a cabo un análisis del marco jurídico existente, una comparación con legislaciones de otros países (por ejemplo en cuanto a los pesos y dimensiones permitidos), un recuento de las iniciativas presentadas y una recopilación de opiniones de especialistas en la materia.

Entre estos puntos de vista, se encuentran el de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a través del documento denominado Revisión de la Regulación del Transporte de Carga en México (2017), y los vertidos en el foro Pesos y Dimensiones de las Configuraciones Vehiculares que Transitan en las Vías Generales de Comunicación (2016), convocado por el Senado de la República.

Problemática:

Fatiga de conductores por las largas jornadas de manejo de las unidades.

Gran parte de los vehículos son usados e importados de EU, lo que genera daños al medio ambiente por las emisiones contaminantes.

Las normas de seguridad aplicadas incorrectamente por falta de equipos especializados de inspección obligatoria y las que hay son peligrosas por estar a pie de carretera.
Las estaciones de medición de pesos y dimensiones no operan las 24 horas.

No existe un programa amplio de cumplimiento que facilite inspecciones y permita el cumplimiento de la regulación.

Recomendaciones

Incrementar los recursos para la aplicación de las normas.
Regular sobre horas de servicio.
Introducir estándares de emisiones en la regulación para vehículos importados de segunda mano.
Fundamentar cualquier cambio en los límites de peso y dimensión.
Instalación de arcos de pesaje dinámico en los principales ejes carreteros.
Uso obligatorio de motores electrónicos con sistema de gobernador de velocidad.
Autorización expresa para vehículos doblemente articulados.
Emplacamiento de sistemas de acoplamiento (dollys).
Videovigilancia en carreteras.
Realización permanente de operativos en carreteras.
Incrementar sanciones y facultar a la SCT y a la PF para sancionar por medios electrónicos.
Endurecer causales y procedimiento de revocación de permisos y cancelación de licencias de conducir.
Exigir a permisionarios la disponibilidad de información de dispositivos de geolocalización.
Mayor exigencia para las unidades de verificación que revisan condiciones físico-mecánicas.

Fuente: El transporte de carga: los dobles remolques. Sedia