“Mi nombre es Chavela Vargas”

0
275

A cien años del nacimiento del intérprete mexicana Chavela Vargas “La dama del poncho rojo” recordamos su trayectoria artística, marcada por el alcohol y la música

Su voz áspera que acompaña las noches de borrachera y su estilo inigualable para dramatizar el género ranchero la posicionaron como una de las artistas más importantes de la música tradicional mexicana.

Chavela Vargas, la costarricense que se enamoró de nuestra tierra desde el primer momento que pisó suelo mexicano, nació un 17 de abril de 1919 en Costa Rica, en la localidad de San Joaquín de Flores. A los 17 años, tras una infancia difícil marcada por conflictos familiares, se trasladó a México, país que adoptó como patria.

Después de desempeñarse en varios oficios, inició su actividad como cantante profesional. En 1961 editó su primer álbum denominado Noche de bohemia, bajo la dirección de José Alfredo Jiménez.

Su vida artística empezó a los 30 años al lado de Pepe Guízar, aunque en un inicio no tuvo la aceptación que esperaba, fue creando su estilo. Decidió dejar los escotes y los tacones para ponerse pantalón de manta, una blusa blanca y un jorongo.

Con un estilo inigualable le dio un nuevo sentido a las letras de los grandes autores de la canción mexicana como José Alfredo Jiménez, Chucho Monje, Roberto Cantoral y Agustín Lara.

Volver, volver, Amanecí entre tus brazos, Cuando tú te hayas ido, Sabor a mí, Toda una vida, Luz de luna, En el último trago, La Llorona, Que te valla bonito, Fallaste corazón y Un mundo raro son algunos de los temas que dramatizó la voz de Chavela.

Durante 20 años padeció un problema de alcoholismo, tras recuperarse en 1990, regresó a los escenarios y en 1991 participó el la película Grito de piedra que el alemán Werner Herzog rodó en la Patagonia argentina, al año siguiente viajó a España y actuó con un éxito absoluto que repitió al año siguiente.

En 1995 actuó en el Palacio de Bellas Artes de México, en lo que supuso el retorno musical y artístico a su país de adopción.

La cantante se despidió en octubre de 2006 de los escenarios con un concierto homenaje en Ciudad de México, tras cumplir medio siglo de carrera artística por miedo a perder su voz, aunque siguió colaborando en grabaciones junto a otros artistas como Miguel Bosé, Joaquín Sabina, Ana Belén y Armando Manzanero.

Durante 2009, con motivo de su 90 aniversario, el Gobierno de la Ciudad de México le rindió un homenaje nombrándola ciudadana distinguida, además fue postulada al Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2012 por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México.

A los 81 años, en una entrevista para la televisión colombiana en el 2000, expresó abiertamente que era lesbiana. En diciembre de 2009, presentó el libro Mis verdades, que narra a modo de entrevista, los acontecimientos más trascendentes de su vida.

Chavela Vargas falleció en Cuernavaca, Morelos, en México, el 5 de agosto de 2012.

Chavela Vargas, la costarricense más mexicana