El abismo del descenso

Para el Apertura 2019, tanto los Gallos Blancos de Querétaro como las Chivas Rayadas de Guadalajara estarán en los últimos lugares de la tabla de cocientes, luego de torneos para el olvido

El fantasma del descenso volverá a rondar el estadio Corregidora, pues para el siguiente torneo Gallos Blancos se ubicará en el penúltimo lugar de la tabla de cocientes, luego de cuatro torneos en los que suma 68 puntos en 66 encuentros, es decir, 1.03 puntos por partido.

Su promedio de puntos es de los más bajos, junto con el de Chivas, que también estará involucrado en la quema porcentual. Para Gallos, el descenso es un mal que ha cargado como uno de los sufrimientos de su historia, en los últimos 12 años registra dos descensos, en 2007 y 2013, aunque solo uno de ellos consumado, pues en 2013, se adquirió la franquicia de Jaguares de Chiapas para que esta tomara la plaza queretana bajo el nombre y los colores de Gallos Blancos.

En los últimos torneos, Querétaro se ha colocado en la zona roja e inclusive si Veracruz no tuviera los números que lo llevaron a descender, sería el cuadro “plumífero” el que perdería la categoría. Actualmente es el penúltimo lugar del cociente, con 107 puntos en 100 partidos disputados, a 34 unidades de los ya descendidos Tiburones Rojos.

Los pobres resultados que ha cosechado el cuadro queretano en el actual torneo, con solo ocho puntos en 15 encuentros, lo han llevado, nuevamente, a encontrarse de frente con un viejo enemigo que, de no hacerle frente en los dos torneos que vienen, lo pondrían en peligro de volver a la división de Ascenso, de la que salió buscando nunca más volver.

Chivas, al borde del abismo

Guadalajara sumó su cuarto torneo sin Liguilla, lo que lo volvió a meter en problemas porcentuales y hará que pelee codo a codo con Querétaro, Veracruz y el equipo que ascienda (si lo hay).

El tema de la quema no es uno lejano para el Guadalajara, pues en 2015-2016 se vio involucrado entre los candidatos a dejar la máxima categoría; al final se salvó para comenzar un resurgir con Matías Almeyda, que los llevó al título de Liga y de la Copa MX.

Corral lamenta situación de Querétaro ante posible descenso