Renuncia el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein

Rod Rosenstein, fiscal general adjunto de Estados Unidos y quien nombró al fiscal especial Robert Mueller para investigar la trama rusa, dejará su cargo el 11 de mayo próximo

El fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, anunció hoy su renuncia al cargo, que se hará efectiva el próximo 11 de mayo, en una nueva secuela de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Rosenstein fue quien nombró al fiscal especial Mueller para el caso de la presunta trama rusa, una investigación que enfureció al presidente Donald Trump, recordó este lunes la emisora pública estadunidense NPR.

La carta de renuncia de Rosenstein, enviada a Trump, defendió la independencia del Departamento de Justicia y recalcó, como ha dicho en semanas recientes, que el caso lo puso en la posición de tener que tomar decisiones difíciles, pero argumentó que siempre hizo lo correcto.

En su carta de renuncia, enviada a Trump, Rosenstein confió en que para el 11 de mayo, el Senado haya confirmado al hombre nominado para reemplazarlo, Jeffrey Rosen.

“Hacemos cumplir la ley sin miedo ni favores, porque la evidencia creíble no es partidista, y la verdad no está determinada por las encuestas de opinión”, escribió Rosenstein.

“Ignoramos las distracciones fugaces y centramos nuestra atención en las cosas que importan, porque una república que perdura no se rige por el ciclo de noticias”, apuntó.

Aunque Rosenstein sostiene que rechazó la posibilidad de grabar en secreto a Trump, como sugirieron algunos funcionarios y colaboradores para tener registro de las órdenes del presidente, el fiscal general adjunto esperaba ser despedido, dijeron fuentes del Departamento de Justicia.

Trump lo mantuvo en el cargo, pero al margen de sus decisiones, pues cuando destituyó al anterior fiscal general Jeff Sessions, tanto el fiscal general interino como el sucesor definitivo William Barr fueron electos sin que el presidente considerara colocar en el cargo a Rosenstein.

Barr y Trump nominaron como fiscal general adjunto a Rosen, dejando una vez más al margen a Rosenstein, quien también recibió críticas del mandatario por haber permitido la pesquisa de Mueller, que ha calificado de “engaño”.

Estados Unidos analiza considerar al fentanilo como arma de destrucción masiva