Naruhito asciende al trono como emperador de Japón, tras abdicación de Akihito

El emperador de Japón, Naruhito, se convirtió hoy en el monarca número 126 del país del sol naciente y marcó el inicio de una nueva era en la nación asiática, tras la abdicación de su padre Akihito

El emperador de Japón Naruhito, quien ascendió hoy al trono, afirmó que actuará conforme a la Constitución, siguiendo los pasos de su padre y cumplirá sus funciones siempre pensando en la gente.

Luego de la ceremonia en que recibió las insignias imperiales de su padre, quien abdicó el pasado martes, apuntó en su primer discurso que “cuando pienso en la gran responsabilidad que he asumido, me colma un sentimiento de solemnidad”.

“Al acceder al trono, juro que reflexionaré profundamente en el camino seguido por su majestad el emperador emérito, tendré presente la senda recorrida por los emperadores anteriores y me dedicaré a mejorar como persona”, dijo.

De acuerdo con reportes del sitio web NHK apuntó que “actuaré de acuerdo a la Constitución y cumpliré mi responsabilidad como símbolo del Estado y de la unidad del pueblo de Japón, siempre pensando en la gente y manteniéndome a su lado”.

“Ruego sinceramente por la felicidad de la ciudadanía y el desarrollo de la nación, así como por la paz mundial”, consideró.

Naruhito se reunió además con representantes de la ciudadanía, así como el primer ministro, Shinzo Abe y los presidentes de ambas Cámaras del Parlamento, el juez titular del Tribunal Supremo y líderes de gobiernos locales.

Por su parte, Shinzo Abe, saludó al emperador en nombre del pueblo y dijo que “respetamos a Su Majestad como símbolo del Estado y de la unidad del pueblo”.

De acuerdo con NHK, Abe apuntó que “en una situación global drásticamente cambiante, estamos resueltos a asegurar un futuro glorioso para Japón; un país pacífico y lleno de esperanza, un lugar del que podemos sentirnos orgullosos”.

“También estamos decididos a crear una era en la que la gente una sus corazones y desarrolle su cultura. Esperamos sinceramente que Reiwa sea una era pacífica y que traiga prosperidad a la familia imperial”, manifestó.

Por su parte la agencia de noticias Kyodo destacó que el emperador de 59 años, estuvo acompañado la emperatriz Masako, de 55 años, así como por 300 personas, entre ellos jefes de gobierno, legislatura y judicatura.

Refirió que además estuvieron presentes el hermano del emperador, el príncipe Fumihito, de 53 años, su esposa, la princesa heredera Kiko, de 52 años, así como sus dos hijas.

Kyodo apuntó que por la tarde de este día, la pareja imperial visitó al antiguo emperador Akihito y la ex emperatriz Michiko en su residencia en el interior del Palacio Imperial.

Sin embargo, los ciudadanos deberán esperar hasta el sábado para saludar al nuevo emperador y la emperatriz, quienes harán sus primeras apariciones públicas en el Palacio Imperial y desfilarán en una limusina abierta por las calles de Tokio, además ofrecerán una comida para unos dos mil invitados.

Estados del Bajío emprenderán misión comercial en Japón