‘Bullying’, la cara más cruel de la infancia

0
225

El acoso escolar es un fenómeno que afecta a gran parte de la población estudiantil; identificarlo y atenderlo a tiempo ayudará a prevenir consecuencias graves como el suicidio

El ‘bullying’ o acoso escolar es un fenómeno que afecta a gran parte de la población infantil en nuestro país, provocando en las víctimas baja autoestima, ansiedad, insomnio, miedo, aislamiento, bajo rendimiento escolar y, en casos extremos, autolesiones y pensamientos o conductas suicidas.

De acuerdo con el sitio web de Fundación en Movimiento, una asociación civil que tiene como misión erradicar y prevenir el ‘bullying’, “el acoso escolar se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas, que ocurren sin una razón clara, adoptadas por uno o más estudiantes en contra de otro u otros”.

En un mundo en el que los niños están expuestos a escenarios de violencia que se observan en la calle, en la escuela, en la televisión, en las redes sociales, en películas o en videojuegos, es importante fortalecer los canales de comunicación familiar para detectar conductas poco comunes en el comportamiento de los menores.

El psicólogo clínico Juan Carlos García Ramos comentó que al detectar un caso de ‘bullying’, el sistema educativo tiene un protocolo a seguir en cuanto se identifica este tipo de problemática, ya que no es un momento de pleito entre dos compañeros de la escuela, sino una conducta constante que requiere de atención y canalización con un experto.

“Ellos tiene la instrucción de canalizar al menor, de hecho para el estado de Querétaro la USEBEQ tiene un enlace con el Colegio Estatal de Psicólogos para apoyar en algunos casos de acoso escolar y evitar situaciones que impliquen que los niños no regresen a la escuela, o la expulsión del acosador, porque se trata de respetar el derecho a la educación de los menores, hay que generar una atención terapéutica y reeducativa de los actores en esta dinámica del acoso escolar”.

Además, compartió que han aumentado las quejas por el mal comportamiento entre los escolares y la dificultad que tienen para resolver problemas.

“Si manejamos cifras en términos de las quejas que hay por estas situaciones de acoso, sí han aumentado los casos, (aunque) no en todos se concluye o diagnóstica un acoso escolar, pero las quejas por el mal comportamiento entre los escolares y la dificultad que tienen ellos y los padres para poder afrontar o resolver esta situación en corto, sí esta aumentando, lo que habla de un problema mayor, que tiene que ver con una deficiencia de comunicación y de solución de problemas por parte de los padres y que muchas veces son ellos los que magnifican un incidente entre menores”.

Así mismo, el especialista comentó que para criar niños emocionalmente sanos se deben identificar primero las formas de violencia a las que los infantes pueden estar expuestos y crearles un ambiente seguro: “Es importante tomar una actitud de escucha y de comprensión, más que ser directivos y aconsejar hacer esto o no hacer aquello (…) Si los menores tienen una situación sobreexpuesta de violencia en su casa, escuela o zonas sociales, hay que tratar de generar un clima familiar con mucha más seguridad emocional, un escenario que haga sentir al niño seguro”.

Evalúan situación en escuela primaria Vicente Guerrero tras denuncias de ‘bullying’