ONU pide a México atender problema en estaciones migratorias

0
93

En opinión del representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, en las estaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) se violan los derechos humanos de los migrantes.

Lo que sucede, dijo, es que no se trata de un alojamiento, sino de una detención porque los migrantes son retenidos en contra de su voluntad y de no corregirse esta situación habría un doble mensaje por parte de las autoridades, ya que por un lado se habla de trato humanitario y por otro, se incrementan detenciones y deportaciones.

En entrevista con Notimex, explicó que en las últimas semanas se incrementó de manera dramática el número de detenidos, sobre todo, en la región de la frontera sur, particularmente en la Estación Migratoria Siglo XXI, ubicada en Tapachula, Chiapas.

Dicha estación, detalló, tiene capacidad para 900 personas, pero ya alcanzó casi las dos mil, lo que ocasiona condiciones de hacinamiento, mientras que los servicios de salud son muy deficientes, lo que ha llevado a los motines o disturbios por parte de los migrantes.

Jarab consideró que el hacinamiento sumado a que los migrantes son retenidos contra su voluntad en un lugar de detención y a que hay menores de edad, de acuerdo a estándares internacionales, hacen de esta situación como violatoria de los derechos humanos.

Sostuvo que la situación sí es urgente y la Alta Comisión de la ONU en Derechos Humanos espera que se resuelva pronto la estancia de los migrantes en México y no se convierta en un problema crónico.

Destacó que su oficina tiene una mirada de derechos humanos en el tema de migración, además de que en los últimos tres años se han encargado de monitorear las estaciones migratorias.

Sin duda, declaró, México enfrenta una llegada alta de migrantes, probablemente más que en el mismo periodo del año pasado, por lo que en su opinión las autoridades deben ser cautelosas, para no caer en las prácticas del gobierno anterior, donde la regla fue detectar, detener y deportar.

Reiteró que su principal enfoque es que se respeten los derechos humanos de los migrantes, por lo que su recomendación es implementar políticas públicas que vayan por la no detención de las personas.

Consideró que la detención debería de ser de carácter excepcional y no la regla, pero sobre todo es necesario eliminar la detención de niños, tanto acompañados como no acompañados.

El gobierno actual, rememoró, inició su gestión con anuncios positivos, se otorgó primero un tipo de tarjetas, luego otro y después se cerró el proceso, sin dar atención ni información suficiente a personas que quizá querían estar legalmente en México y no tuvieron la oportunidad porque esta institucionalidad todavía no está desarrollada en México.

Detención y retorno de migrantes en México creció hasta 150 por ciento