Helicóptero no se desplomó por falta de combustible: Secretaría de Marina

Al momento del desplome en la Sierra Gorda de Querétaro, el helicóptero MI17 de la Secretaría de Marina Armada de México todavía contaba con mil 600 litros de turbosina

Aunque sostuvo que esperará a conocer el peritaje de la Comisión Técnica para conocer las causas del desplome del helicóptero MI17 en la Sierra Gorda del estado de Querétaro, la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) descartó que la caída de la aeronave -ocurrida el pasado viernes- se haya producido por falta de combustible.

Durante una conferencia de prensa, el coordinador general de Aeronáutica Naval de la dependencia federal, vicealmirante Juan José Padilla Olmos, señaló -este lunes 27 de mayo- que el aparato de fabricación rusa se encontraba en óptimas condiciones y contaba con suficiente combustible para llevar a cabo el vuelo para combatir el incendio forestal.

Fue el pasado viernes 24 de mayo por la tarde, cuando el helicóptero de la Semar se desplomó en una zona de difícil acceso ubicada en el municipio de Jalpan de Serra. En este accidente, murieron cinco elementos de la Marina Armada de México y un brigadista de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

El funcionario federal detalló que la aeronave con matrícula ANX-2206 recibió mantenimiento el pasado 17 de mayo y destacó que la tripulación del aparato tenía la capacitación necesaria para operarlo.

Al comparecer ante los medios de comunicación, Padilla Olmos dio a conocer que el helicóptero despegó del estado de Veracruz a las 09:30 de la mañana con tres mil 500 litros de turbosina y aterrizó en Valle Verde, San Luis Potosí, aproximadamente a las 11:35 de la mañana del pasado viernes.

Posteriormente, volvió a despegar para sumarse a las labores de combate del siniestro en la Reserva de la Biosfera de la Sierra Gorda con mil 800 litros de combustible y dos mil 500 litros de agua. Asimismo, precisó que en punto de la 01:45 de la tarde se registró la caída de la aeronave, la cual todavía tenía disponibles mil 600 litros de turbosina.

Mientras tanto, el almirante Rosendo Jesús Escalante Ilizaliturri, quien es jefe del Estado Mayor General de la Armada de México, solicitó a la opinión pública no adelantar juicios y esperar a que la Comisión Técnica de la Semar termine de realizar los peritajes.

“Los comandantes, los responsables de las unidades y el personal a su mando, saben que si tienen un problema, ellos tienen la autoridad y no hay quien se los pueda ordenar y contradecir ósea que no los pueden contradecir de detener el vuelo”, declaró.

Encuentran cuerpo de sexto tripulante de helicóptero accidentado en la Sierra