Veneno puro

De acuerdo con datos oficiales, se estima que anualmente en México mueren 43 mil personas por enfermedades atribuibles al consumo del tabaco

El consumo del tabaco provoca más de 7 millones de muertes prematuras anuales, entre ellas 600 mil muertes son causadas por la exposición al humo del tabaco de segunda mano (HTSM). El tabaquismo es factor de riesgo de seis a ocho principales causas de muerte a nivel global y ocasiona uno de cada seis fallecimientos por enfermedades no transmisibles (ENT).

Un cigarro contiene más de 7 mil sustancias químicas, cientos de las cuales son tóxicas y pueden afectar casi todos los órganos del cuerpo; existen al menos 69 carcinógenos en el humo de tabaco que pueden estar involucrados en el desarrollo de varios tipos de cáncer.

Fumar aumenta 2.5 veces el riesgo de muerte por enfermedad isquémica del corazón y más de 20 veces el riesgo de muerte por cáncer de pulmón.

Además, el tabaco provoca una codependencia física y psicológica que ocasiona alteraciones en el sueño y el estado de ánimo de los consumidores.

“(Al dejar el cigarro), llega la abstinencia, que son aquellos síntomas que se experimentan cuando se interrumpe el consumo de la sustancia, en este caso el tabaco: la gente se pone de malas, empieza a comer más, tiene problemas de concentración, de sueño. La dependencia psicológica son todas aquellas cosas o actividades que yo asocio con el consumo de la sustancia, que desencadena una necesidad por consumir la sustancia; aquí es recomendable sustituir el tabaco por alimentos sanos para consumir en los momentos de ansiedad”, comentó José Juan Piña, secretario técnico del Consejo Estatal contra las Adicciones del estado de Querétaro, al recordar que desde el consejo llevan a cabo programas de prevención y atención para fumadores.

Indispensable ley estatal que garantice espacios 100% libres de humo de tabaco