CEA sectorizará zona metropolitana para evitar clandestinaje de agua: Abedrop

El titular de la CEA aseguró que es necesario realizar estudios que les permita saber exactamente cuánta agua del subsuelo hay y analizar la posibilidad de traer agua de puntos más cercanos

Para evitar el clandestinaje, fugas y fallas en la distribución del agua, la Comisión Estatal de Aguas (CEA) Querétaro decidió sectorizar la zona metropolitana; lo que ya se realizó en 50 de 262 puntos, aseguró el vocal ejecutivo de la institución, Enrique Abedrop Rodríguez.

“Es importante esta sectorización, porque anteriormente entraba el agua y se distribuía, pero no sabías cuánto entraba o salía y se desconocía en dónde se perdía; por lo que se decidió sectorizar 262 puntos de la zona metropolitana, y al hacerlo es como un clúster cerrado: tú sabes cuánta agua entra y sale, cuántas fugas hay, si hay clandestinaje o está mal algún medidor, es como medir la eficiencia y la idea es concluir los 262”.

Durante el foro de agua Retos y oportunidades en Querétaro que organizó la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria, aseguró que es necesario realizar estudios que les permita saber exactamente cuánta agua del subsuelo hay y analizar la posibilidad de traer agua de puntos más cercanos; pero, sobretodo, dijo en la medida en que se eficiente el sector agrícola a través de tecnologías, se liberará agua que se puede traer de cerca.

“No tenemos problema de agua… hay suficiente, pero lo que si es que no podemos es patear el bote, es decir, debe haber un equilibrio de lo que se saca con lo que entra; pero tenemos asegurada el agua por 84 años para poder llegar al agua fósil, estamos viendo la posibilidad de traer el agua de más cerca”.

Enfatizó que en Huimilpan y Amealco de Bonfil hay agua, por lo que consideró que es necesario eficientar la del mismo acuífero del Valle de Querétaro que se lleva de un 15 a 20 por ciento del uso agrícola.

Recordó que hablando con personas que se dedican a hacer modelaje de la Universidad de Múnich, Alemania se determinó que en todo el país no se había hecho un estudio tan exhaustivo como el que se hizo del Acuífero del Valle de Querétaro.

“Se habían hecho estudios de cinco pozos de los 368 que tenemos y de los cuales 241 están activos por lo que se deben estudiar usando tecnología para exactamente dónde está el basamento, dónde termina el agua fósil y dónde empieza y concluye el agua joven”.

Por falla, habrá disminución en suministro de agua