Entre chismes y campanas 7 de enero

0
134

Dos días de negociaciones y ningún acuerdo entre México y Estados Unidos… Las horas continúan transcurriendo despiadadamente, mientras la amenaza de Donald Trump de imponer nuevos aranceles a las exportaciones de nuestro país continúa, porque, desde su perspectiva, México no ha hecho nada para controlar el flujo migratorio hacia Estados Unidos.

En su rueda de prensa, Andrés Manuel López Obrador insistió en lo que ha dicho hasta el cansancio: “Nosotros queremos tener una relación, lo reitero, de amistad con el pueblo y con el gobierno de Estados Unidos. Esa es nuestra postura”.

Y convocó “al pueblo de México, a todos los sectores de todas las clases sociales, de todas las culturas, para un acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”.

“Vamos a llevar a cabo este acto el sábado próximo, a las cinco de la tarde, en Tijuana, Baja California. Estoy invitando a los gobernadores de todos los estados del país. Voy a invitar a los legisladores federales, locales, de todas las expresiones. Voy a invitar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia y a los integrantes del poder Judicial. Voy a invitar a dirigentes, obreros, dirigentes campesinos, a dirigentes de organizaciones sociales. Voy a invitar a líderes religiosos. Voy a invitar a dirigentes empresariales”, enumeró.

En este contexto, Francisco Domínguez –vía Twitter- respondió al llamado del presidente: “Como mexicano, como gobernador, y también en mi calidad de Pdte. de @CONAGO_oficial, hago un llamado a mis compañeros gobernadores para unirnos en torno al presidente y respaldar esta iniciativa en defensa de lo que nos corresponde, que es el bienestar de las familias mexicanas”.

“Nadie quiere que a México le vaya mal, por el contrario. Como muchas veces lo he reiterado, hoy más que nunca, es momento para que los mexicanos nos mantengamos unidos. El interés nacional está por encima de todas las diferencias que pudieran existir, somos un solo México”, agregó en otro tuit.

Y en un mensaje más, puntualizó: “Trump no es Estados Unidos; la relación bilateral es más amplia y profunda. Todo esto se enmarca en un contexto electoral, en el cual nuestro país es utilizado para ese fin. La migración y el tráfico de drogas no se resuelven con impuestos o aranceles, es algo más profundo”… El lunes es la hora cero… Tic tac, tic tac.