Entre chismes y campanas 12 de junio

0
149

En torno a las reformas al Código Penal para el estado de Querétaro, que ayer fueron aprobadas en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la LIX Legislatura local, cerraron filas con su presencia en la sesión el secretario de Gobierno estatal, Juan Martín Granados Torres; el fiscal general, Alejandro Echeverría Cornejo, y el secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Granados Torres.

Igualmente asistieron los secretarios de Gobierno y de Seguridad Pública del municipio de Querétaro, Apolinar Casillas y Juan Luis Ferrusca; y el presidente del Colegio de Abogados Litigantes de Querétaro, Ofir Aragón Nieves; entre otros.

Cabe recordar que el pasado 7 de mayo, el gobernador Francisco Domínguez anunció que presentaría una iniciativa para reformar el Código Penal estatal y actualizarlo con siete nuevas modalidades delictivas. La iniciativa forma parte de los 12 puntos que fueron aprobados por unanimidad durante la Quinta Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad.

Domínguez Servién convocó entonces a la sociedad a apoyar los esfuerzos de los policías para “dar pasos adelante en seguridad con rumbo, pero sobre todo, con estrategia”.

Entre las modalidades delictivas están el sancionar la portación -sin fines lícitos comprobables- de instrumentos como llaves maestras, inhibidores de señal de telefonía o para puertas eléctricas, así como chorlas o ganzúas; la renta de inmuebles en aquellos casos en los que los dueños no se cercioren del destino de estos o la identidad de los arrendatarios.

También se contempla castigar a abogados que asesoren a testigos para mentir, a litigantes que pretendan amenazar o coaccionar a quienes participen en las audiencias o a los que inhiban la presentación de personas cuyo testimonio es importante; el hacerse pasar como integrante de instituciones de seguridad y simular operativos en vialidades para delinquir.

Por otro lado, los diputados aprobaron también castigar a quien obtenga y divulgue imágenes de las partes íntimas o genitales del cuerpo de una persona sin su consentimiento; y a quien amenace con difundir imágenes eróticas de una persona. Asimismo, la imposición de sanciones en materia de maltrato y crueldad animal.