Común, acoso y hostigamiento sexual en redes: fiscal

Alejandro Echeverría Cornejo aseguró con el avance de la tecnología, hoy en día las personas aprovechan no solo para burlar a la autoridad, sino para cometer acciones que afectan a ciudadanos.

A partir de que se apruebe tipificar y sancionar el acoso y hostigamiento sexual en Querétaro, se dará a la Fiscalía General del estado de Querétaro las herramientas jurídicas para dar una respuesta al ciudadano, dada la frecuencia que hay de casos sobre la difusión de imágenes eróticas de una persona, indicó el fiscal Alejandro Echeverría Cornejo.

Puntualizó que, con el avance de la tecnología, hoy en día las personas aprovechan no solo para burlar a la autoridad, sino para cometer acciones que afectan a ciudadanos y que no solo se traducen en una publicación con un daño moral, sino hasta en una extorsión.

“Estos temas hoy son tan comunes, que son tan típicos y que, de alguna manera, nos encontraba totalmente atados para poder tomar alguna decisión cuando se iniciaba una carpeta por estos hechos; porque era una conducta que no estaba tipificada”, indicó.

Esto lo expuso luego de que la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso Local aprobó este martes brindar un marco legal para que el acoso y el hostigamiento sexual se tipifique y sancione. No obstante, aún los legisladores locales deberán aprobar esta iniciativa ante el pleno.

Echeverría Cornejo indicó que si bien, no existe una estadística de casos que se suelen presentar en la entidad sobre la difusión de imágenes eróticas de una persona, sí dijo, se presenta casi a diario.

“No tengo el reporte específico de cuántos, pero sí es muy común, si no hablamos de diario, tendríamos que decir que casi de diario había una persona que seguramente se veía amenazada o extorsionada o afectada por una publicación, que la hacen a través de las redes sociales o de los medios tecnológicos; y en ese sentido sí hay una gran preocupación”, señaló.

Una vez que se dé la aprobación, Echeverría Cornejo indicó que ya se podrá dar curso a las carpetas de investigación, identificar a los responsables, aplicar sanciones y que no exista impunidad, como venía sucediendo.

Ciberbullying: Una nueva forma de acoso escolar