Estados Unidos culpa a Irán por ataque a dos petroleros en el Golfo Pérsico

Dos buques petroleros fueron atacados hoy en las aguas del Golfo Pérsico, en lo que representa el más reciente y grave incidente de tensión entre Estados Unidos e Irán

Después de que dos barcos petroleros fueron atacados -este jueves 13 de junio- en las aguas del Golfo Pérsico, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, responsabilizó por este hecho al régimen de la República Islámica de Irán.

En el marco de una conferencia de prensa realizada en la ciudad de Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que estos ataques forman parte de una “campaña” de “escalada de tensión” por parte de Teherán y una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

Asimismo, advirtió que la Unión Americana no dudará en defender sus fuerzas e intereses en la región de Oriente Próximo, pero no ofreció detalles acerca de ningún plan y no aceptó contestar preguntas.

Los dos barcos petroleros fueron atacados en las inmediaciones del Estrecho de Ormuz y uno de ellos ardió en llamas, en un hecho que representa el incidente más reciente contra buques que navegan por dicha zona clave para el suministro mundial de petróleo. Con las tensiones entre Estados Unidos e Irán como telón de fondo.

Marinos de la Armada de la Unión Americana arribaron para ayudar a los buques afectados frente a las costas iraníes, los tripulantes no ofrecieron ninguna explicación sobre qué tipo de armas provocaron los daños o quiénes las utilizaron contra dichas embarcaciones. La tripulación de ambos petroleros fue evacuada.

Ambos barcos petroleros transportaban “cargamento relacionado con Japón”, informó el Ministerio de Comercio del país asiático. Justo en el momento del ataque, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se encontraba en territorio iraní como parte de una visita que busca reducir la tensión política, diplomática y militar entre Washington y Teherán.

El crudo de referencia Brent aumentó de precio 4% después de esta agresión hasta llegar a los 62 dólares por barril, un botón de muestra acerca de la importancia de la zona para el mercado mundial de petróleo. Una tercera parte de todo el oro negro transportado por mar pasa por el Estrecho de Ormuz, que es el acceso al Golfo Pérsico.

Los hechos sucedieron luego de que la Unión Americana acusara a la República Islámica de usar minas para atacar cuatro barcos petroleros en el puerto de Fuyaira, en los Emiratos Árabes Unidos. El régimen de la nación persa negó cualquier implicación. Durante las últimas semanas, los rebeldes huríes (apoyados por el régimen iraní) también lanzado ataques con misiles y drones contra Arabia Saudita.

Por su parte, la Quinta Flota de Estados Unidos en el Golfo Pérsico prestó asistencia a los dos embarcaciones atacadas. Mientras que medios de comunicación iraníes reportaron que 44 marineros de los buques petroleros fueron trasladados a un puerto persa, en la provincia de Hormozgan.

Primer ministro de Japón encabeza mediación entre Estados Unidos e Irán