Mexicanas abogan por igualdad en la industrial del cine nacional

A través del movimiento #YaEsHora, trabajadoras de la industria del cine mexicano buscan una igualdad de oportunidades, así como hacerle frente a la violencia de género

La lucha contra la violencia de género y por la igualdad laboral alcanzó a la industria del cine mexicano a través de #YaEsHora, una hermana del movimiento Time’s Up lanzada en el marco de los Premios Ariel.

Actrices, directoras, productoras y otras integrantes de la industria sumaron sus voces el lunes por la noche para pedir mejores condiciones para todas las trabajadoras del cine mexicano.

Cerca de las 7:45 de la noche decenas de actrices, directoras, vestuaristas, maquillistas, productoras y demás mujeres del cine se agruparon en la alfombra roja al grito de “¡Ya es hora!”. Todas ellas portaban en sus muñecas pañuelos rojos con un círculo blanco y una mano roja en su interior.

“Esto ha sucedido en otros países desde hace varios años y ha tardado en ocurrir en Latinoamérica. Ya podemos decirlo, hace algunos meses hubo un estallido que era inminente y como mujeres de la industria abrimos una conversación”, dijo la directora de “Las niñas bien”, Alejandra Márquez Abella, quien leyó los tres puntos principales del manifiesto de la iniciativa: tolerancia cero a la violencia de género, paridad laboral e historias con perspectiva de género.

Casi al mismo tiempo que se hacía el anuncio, la organización Time’s Up, que desató el debate actual sobre la igualdad de género en el cine, tuiteó el siguiente mensaje.

“Apoyamos a nuestras hermanas en México que dicen fuerte y claro #YaEsHora de que haya igualdad de género. #TIMESUP (se acabó el tiempo) de la violencia de género”, escribieron en inglés. “#YaEsHora de romper el silencio. #YaEsHora de espacios de trabajo libres de violencia, acoso u hostigamiento. #YaEsHora de caminar juntas, agregaron en español.

Además, las integrantes de #YaEsHora pidieron que si alguna mujer en la industria cinematográfica ha sufrido acoso o abuso se acerque a ellas. No están solas, dijeron.

Roma triunfa en México con 10 Premios Ariel