“No luchamos para construir una dictadura”: López Obrador, a un año de su victoria

0
192

Al rendir su informe de actividades, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acusó que existe una campaña orquestada de “sabotaje legal” contra las obras del aeropuerto de Santa Lucía

Al cumplirse un año de su triunfo en las elecciones celebradas el 1 de julio de 2018, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el objetivo de su administración federal no es instaurar un régimen dictatorial en el país, sino que la finalidad de la Cuarta Transformación es fortalecer la transición democrática.

“Se ha garantizado la libre manifestación de las ideas, el derecho a disentir, la libertad de creencias y la libertad de prensa. Reitero, para que nadie se confunda, no luchamos para construir una dictadura; luchamos para construir una auténtica, una verdadera democracia. Estamos a favor del diálogo, de la tolerancia, de la diversidad y del respeto a los derechos humanos”, sostuvo.

Durante su informe ante más de 30 mil personas reunidas en el Zócalo de la Ciudad de México, hizo un llamado a los ciudadanos para acelerar los cambios necesarios en la nación para que, a finales de este mismo año, sean desmanteladas las estructuras del antiguo régimen corrupto.

“Considero que entre más rápido consumemos la obra de transformación, más tiempo tendremos para consolidarla y convertirla en hábito democrático; en forma de vida y en forma de gobierno. Creo que debemos trabajar de prisa y con profundidad, porque si desgraciadamente regresara al poder el conservadurismo faccioso y corrupto; ni siquiera en esa circunstancia, podrían nuestros adversarios dar marcha atrás a lo establecido y ya logrado en beneficio del pueblo”, aseveró.

Junto a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo; y el presidente de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Porfirio Muñoz Ledo; el mandatario mexicano aseguró que su administración federal ha cumplido 78 de los 100 compromisos que asumió el 1 de diciembre del año pasado, cuando inició su mandato.

“Sin embargo, tenemos pendientes. Por ejemplo: falta mejorar el sistema de salud, debe crecer más la economía y todavía se mantienen los mismos niveles de violencia que heredamos del antiguo régimen. Aunque estoy seguro que pronto, muy pronto, obtendremos más y mejores resultados en la atención de estos y de otras necesidades y preocupaciones de nuestro pueblo. A siete meses de haber iniciado el gobierno, les expreso con toda mi sinceridad que me siento optimista”, destacó.

Denuncia “sabotaje legal” contra Santa Lucía

Pese a que la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía está suspendida debido a sentencias emitidas por jueces federales, López Obrador anunció que las obras comenzarán este mes; tras la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) “por razones técnicas, económicas, ambientales y por falta de transparencia”.

“Se ha demorado el inicio de esta obra, porque nuestros adversarios quieren detenerla con una lluvia de amparos; y estamos siendo cuidadosos en el proceso de autorización del estudio de impacto ambiental con el propósito de no darles ningún pretexto para que continúen esas campañas de sabotaje legal”, dijo frente a empresarios como Carlos Slim Helú, Emilio Azcárraga Jean y Olegario Vázquez Aldir.

Estado Mexicano ya no es “el principal violador de derechos humanos”

Tras la puesta en operación de 70 mil elementos de la Guardia Nacional en 150 regiones del país, el titular del Poder Ejecutivo Federal enfatizó que las Fuerzas Armadas de México han aceptado el reto de garantizar la seguridad pública de la ciudadanía sin violar los derechos humanos, mediante el uso adecuado y regulado de la fuerza.

“Ni el Ejército ni la Marina se han utilizado, ni se utilizarán para reprimir al pueblo. Se terminó la guerra de exterminio contra la llamada delincuencia organizada; ya no se permiten razias, ni masacres, ni la desaparición de personas. El Estado Mexicano ha dejado de ser el principal violador de los derechos humanos; en vez de ello, se garantiza trabajo y bienestar a los jóvenes, se castiga el contubernio y la impunidad, y se está procurando una mayor seguridad pública para la población”, agregó.

“No luchamos para construir una dictadura”: AMLO, a un año de su victoria