Guía rápida de seguridad digital

El trabajo de las y los periodistas y personas defensoras de derechos humanos es incómodo y por lo tanto vulnerable, y una de las mayores vulnerabilidades es la de nuestras comunicaciones, y el espionaje es una de las grandes tentaciones de gobiernos y poderes fácticos.

Es responsabilidad de quienes hacemos periodismo encontrar medidas eficaces para reducir riesgos y estas son algunas recomendaciones que le sirven a cualquier persona.

Seguridad física de nuestros dispositivos
– Tenga siempre contraseñas de arranque y desbloqueo de nuestros dispositivos. Nunca usar las mismas contraseñas para los distintos equipos.
– Nunca pierda de vista nuestras computadoras, tabletas, teléfonos, discos duros externos y memorias de almacenamiento.
– Evite guardar información sensible en el disco duro de la computadora, para que en caso de robo o extravío no perdamos nuestra información.
– No utilice un solo disco duro externo para almacenar información. Use uno para asuntos personales y los que sean necesarios para la labor profesional, pero nunca los lleve consigo todos a la vez.
– Nunca use dispositivos ni equipos públicos, a menos que sea absolutamente necesario y solo para lo que requiere.
– No conecte sus memorias y discos duros externos en equipos públicos o ajenos. Es probable que tengan software malicioso que duplique la información de sus dispositivos.

Seguridad al navegar por Internet
– Use modos de navegación segura (https) o elija navegar en modo incógnito.
– Preferentemente utilice navegadores de difícil rastreo como TOR y sistemas de chat seguros como ADIUM.
– Nunca guarde contraseñas en computadoras que no sean de su propiedad.
– Utilice varias cuentas de correo electrónico para sus actividades personales y profesionales.
– Nunca utilice las mismas contraseñas para todo. Haga paquetes de contraseñas, como por ejemplo, un tipo de contraseña para correos electrónicos y otro tipo para perfiles sociales de Internet, pero que aún así no se repitan.
– Utilice contraseñas seguras alfanuméricas (combinando letras, números y signos) y elija palabras o frases que no tengan nada que ver con su persona o actividad.
– Evite usar redes Wi-Fi abiertas: son poco seguras y fáciles de intervenir. Desconfíe de cualquier red abierta que le pida conectarse a través de perfiles sociales como Facebook o Google, pues pueden tener acceso a su información personal.
– Evite usar computadoras públicas y, si lo hace, borre su actividad.
– Borre constantemente el historial de navegación, historial de búsqueda, cookies y demás rastros en todos sus dispositivos, especialmente en su teléfono móvil.
– Nunca comparta por Internet información personal, financiera, itinerarios de viaje ni información que comprometa su integridad física, sicológica o patrimonial.
– Evite dar detalles sobre los temas o fuentes que está investigando como periodista.
– Cuando mande correos electrónicos, intente cifrar el mensaje y usar un lenguaje que solo pueda entender la persona que recibe el mensaje.

*Periodista. Autor del Manual de autoprotección para periodistas y de la Guía de buenas prácticas para la cobertura informativa sobre violencia.