Querétaro, entre los más confiables en estadística criminal

La organización no gubernamental México Evalúa detectó indicios de manipulación en las estadísticas estatales de homicidios dolosos en las entidades federativas

Autoridades estatales, principalmente del Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Baja California, Veracruz, Tabasco y Puebla, han incurrido en “subreportes sistemáticos” de las estadísticas de homicidios dolosos que envían al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Lo anterior fue revelado por el centro de análisis México Evalúa, el cual presentó el estudio denominado Fallas de origen: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC) para calificar los datos de incidencia delictiva que reportan las fiscalías y procuradurías de las 32 entidades federativas.

Edna Jaime Treviño, directora general de la organización no gubernamental, advirtió que el país permanece rezagado en materia de estadística criminal, ya que los diferentes órdenes de gobierno carecen de un sistema de generación de información criminal, que opere con calidad y procesos de mejora continua.

“Confiamos en que esta primera edición tendrá un efecto relevante en la discusión sobre la calidad de la información. Nos interesa identificar y contribuir a evaluar los problemas en la forma en que se está reportando la incidencia criminal, y en esta primera edición encontramos que al menos ocho entidades presentan información poco fidedigna y de baja calidad sobre los asesinatos que ocurren en sus territorios”, explicó.

Detalló que el Estado de México es el caso más emblemático, con indicios de manipulación de los datos de homicidios dolosos, ya que “esta entidad tiene serios problemas en tres de los cuatro pilares que componen el índice”.

La entidad mexiquense tiene la tercera mayor diferencia entre las muertes por homicidio publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y los homicidios dolosos reportados al SESNSP; además, ostenta la mayor cantidad de irregularidades entre los homicidios culposos que reportan las autoridades estatales y existen evidencias de subreporte de homicidios culposos y “posiblemente de delitos en general”.

México Evalúa puntualizó que el ICEC toma en cuenta cuatro componentes:

– Calidad de datos: compara las estadísticas de homicidios dolosos del SESNSP con los datos del Inegi.
– Irregularidades en los homicidios dolosos: define un rango dentro del cual los datos de homicidios dolosos se comportan de manera normal.
– Correlaciones parciales de corto plazo: detecta si los homicidios culposos se pueden explicar a partir de los homicidios dolosos.
– Término de error: identifica manipulación de las estadísticas de homicidios culposos, a partir de la comparación entre la predicción de este tipo de delitos y aquellos que ocurren realmente.

“Otro problema preocupante es el cambio de tendencia que experimentan Guanajuato y Tabasco. Estas dos entidades están viviendo un incremento en la violencia letal y extrañamente reportan cada vez más homicidios culposos, lo cual no corresponde con el comportamiento esperado de este tipo de violencia. Por otro lado, en 11 de las 32 entidades federativas hay una relación significativa entre los homicidios dolosos y los homicidios culposos, relación que no debería existir”, señaló el coordinador del Programa de Seguridad de México Evalúa, David Ramírez de Garay.

Querétaro, entre los seis estados mejor evaluados

De acuerdo con el citado informe, las entidades mejor evaluadas son Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Querétaro y Sonora, debido a que lograron alcanzar una calificación superior a nueve.

El estudio concluyó que, en dichos estados del país, las estadísticas de homicidios dolosos reportados por las fiscalías y procuradurías no difieren demasiado de los datos difundidos por el Inegi; el número de meses en que los homicidios culposos registraron picos es bastante bajo en comparación con otras entidades federativas; las correlaciones parciales son muy bajas, por lo que muestran poca o nula relación entre homicidios culposos y dolosos.

Asimismo: “el análisis de regresiones revela que el término de error se encuentra cercano a cero, lo cual es lo que se puede esperar cuando no actúan los incentivos para manipular o reportar mal las cifras de homicidios culposos”, enfatizó el documento.

Durante la presentación de los resultados de esta evaluación, el titular de la Fiscalía General del estado de Querétaro, Alejandro Echeverría Cornejo, destacó que en la entidad se esclarecen 75 de cada 100 homicidios dolosos, y de cada 10 feminicidios, se resuelven nueve; mientras que, a nivel nacional, la tasa de impunidad en casos de homicidio supera el 87.5 por ciento.

“Generalmente, no hacemos perder mucho tiempo al ciudadano; nuestro promedio de estándar del inicio de una carpeta de investigación es más o menos de 45 minutos. El 77 por ciento de las investigaciones que se judicializan tiene que ver con una razón de investigación y no por una razón de flagrancia; esto quiere decir que tenemos cierta capacidad más o menos en materia de investigación. El 98 por ciento de las órdenes de aprehensión son autorizadas”, resaltó.

Gobernador de Querétaro se reúne con López Obrador en la Ciudad de México