Entre chismes y campanas 10 de julio

0
149

Ayer, el gobernador Francisco Domínguez encabezó, en su calidad de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), dos reuniones al interior del organismo: la primera, de la comisión de Desarrollo Regional y Metropolitano; y la segunda, la instalación de la Comisión de Puertos y Litorales.

Además, el mandatario queretano se dio tiempo para hacer un contundente señalamiento ante la salida de Carlos Urzúa: “La renuncia de un secretario de Hacienda de México, y de cualquier país, cimbraría a cualquier gobierno, y estoy seguro de que el presidente tendrá que poner el manotazo en la mesa a todo su gabinete”.

En tanto, en la cuenta en Twitter de la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional hubo un primer mensaje: “Muy grave, renuncia del titular de SHCP. Sus motivaciones generan preocupación y llaman a atención inmediata. Las bases del desarrollo nacional dependen de la responsabilidad, profesionalismo y experiencia: esos deben ser los criterios de sustitución y no la afinidad”.

Aunque más tarde, un segundo tuit consignó: “México necesita con urgencia certeza en el rumbo económico, transparencia absoluta y profesionalizar la administración pública. @ArturoH_SHCP posee la experiencia y capacidad para lograrlo. Le deseamos éxito en su ratificación y encargo. Que su independencia sirva al país”.

Y en conferencia de prensa conjunta con el coordinador de la bancada del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, para hablar sobre la renuncia de Carlos Urzúa Macías a la secretaría de Hacienda y Crédito Público, el coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri González, dijo: “No hay peor ciego que el que no quiere ver y lo que estamos viviendo es que, si seguimos en este rumbo económico, sin lugar a dudas esto va a colapsar”.

Y al ser cuestionado sobre el freno en el otorgamiento de recursos públicos por parte del gobierno federal, en aras de la austeridad, Kuri González declaró: “Es que cuando entras con una psicosis de que en todos lados hay corrupción, y tú crees que la mejor forma de detener la corrupción es no haciendo, es no soltando los recursos, pues entonces para qué son gobierno. Hay que meter sistemas para ver dónde hay corrupción, no tienes que detener el flujo de dinero para que no haya corrupción, es decir: ‘si no quiero divorciarme no me caso y entonces seguramente nunca me voy a divorciar’”. ¡ZAZ!