Porfirio Muñoz Ledo propone desaparición de poderes en Baja California

Tras la ampliación del periodo del gobernador electo de Baja California de dos a cinco años, el presidente de la Cámara de Diputados propuso que el Senado de la República declare la desaparición de poderes en aquel estado

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que en Baja California la desaparición de Poderes es una “solución magnífica”, ante la reforma que amplía de dos a cinco años el mandato del gobernador electo, Jaime Bonilla.

En entrevistado, al término de la presentación del informe del presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, Muñoz Ledo dijo que en el caso de desaparición de Poderes, Bonilla “posiblemente” quedaría inhabilitado para ser gobernador.

Aseguró que esa figura “se usó mucho en el pasado, fundamentalmente en el siglo XIX y luego el gobierno del PRI la usaba para cubrir el despido de un gobernador. Ahora se aplicaría en sus términos, es una solución magnífica”.

Puntualizó que la reforma aprobada por los diputados locales de Baja California, que amplía el mandato al gobernador es “gravísima”, pues se trata de una ruptura con la federación y del pacto federal; “es algo insólito, esas cosas ocurrían en el siglo XIX cuando los estados se iban por su lado”.

Explicó que entre las opciones que se tienen para echar atrás la reforma en Baja California se encuentra la controversia constitucional, que de preferencia se podría plantear de manera conjunta por las dos Cámaras del Congreso, además de que la puede interponer “cualquier interesado”.

No obstante, Muñoz Ledo subrayó que él tiene otra fórmula, “que es la desaparición de poderes, que está contemplada en la fracción quinta del Artículo 76 de la Constitución”.

Comentó que las controversias constitucionales corresponde plantearlas al Congreso; en tanto que la desaparición de Poderes es una facultad del Senado de la República.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, indicó que se revisa el caso de Baja California para no caer en un proceso “injerencista”, ni actuar violando la soberanía de los estados.

“Estamos atentos a que se publique la reforma Constitucional (de Baja California), a que se interpongan los recursos de ley y a ser parte coadyuvante en la Corte, lo puede hacer y en su momento haremos nuestras expresiones de alegatos pertinentes”, señaló.

Monreal Ávila, quien también es coordinador de la fracción de Morena, reconoció que se trata de un proceso largo, “pero la Corte tiene la obligación de resolverlo”.

Morena le arrebata al PAN las gubernaturas de Puebla y Baja California