Allanan el domicilio y roban información de la periodista Lydia Cacho

Dos individuos desconocidos irrumpieron ayer en la casa de la periodista Lydia Cacho en Puerto Madero, Quintana Roo, de donde robaron información “altamente sensible” sobre casos de pederastia

Lydia Cacho Ribeiro, periodista y defensora de derechos humanos, fue víctima de una nueva agresión por su trabajo contra los casos de pederastia en México; ya que dos individuos desconocidos irrumpieron ayer por la tarde en su domicilio y robaron material periodístico catalogado como “altamente sensible”, reportó la organización Article 19.

“Se trata de un acto de represalia por su ejercicio de defensa de derechos humanos y de su libertad de expresión”, enfatizó dicho organismo.

Estos hechos ocurrieron aproximadamente a las 06:30 de la tarde del domingo 21 de julio en el municipio de Puerto Morelos, ubicado en el estado de Quintana Roo, donde rompieron los cables de las cámaras de seguridad, desactivaron la alarma, mataron a una perra que protegía la casa y envenenaron a otra.

Ambos agresores robaron equipo de trabaja como una grabadora de audio, tres cámaras fotográficas, varias tarjetas de memoria, una computadora portátil y diez discos duros con información relacionada con casos de pederastia.

“Es cierto, los niveles de violencia y crueldad aumentan en la misma medida en que la impunidad los protege. Gracias por su solidaridad. Mis investigaciones periodísticas están seguras fuera del país; se llevaron copias, la verdad nadie se la roba”, indicó la informadora.

Los sujetos también desordenaron la recámara de la defensora de los derechos humanos de las mujeres y destrozaron objetos personales, entre ellos fotografías familiares y ropa interior.

“Por más que lo intenten no dejaré de investigar. El miedo no colonizará mi espíritu. Soy periodista, soy feminista y defensora de derechos humanos. El poder conlleva responsabilidad social. A los que me amenazan les digo: #AquíNadieSeRinde #Justicia #NiñezPrimero”, agregó mediante su cuenta de Twitter.

Como consecuencia de dicha agresión, Article 19 exigió tanto a la Secretaría de Gobernación (Segob) como a la Fiscalía General de la República (FGR) que cumplan las garantías de no repetición, que garanticen la seguridad de Lydia Cacho Ribeiro, que protejan su vida y sancionen a los responsables de estos hechos.

En enero, el Gobierno de México ofreció una disculpa a la periodista por la tortura a la que fue sometida como represalia por el libro “Los demonios del Edén” en 2005, luego de que el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declarara responsable al país por violación a los derechos humanos de la informadora.

Gobierno de México se disculpa públicamente con la periodista Lydia Cacho