Rusia, un mercado potencial para productos agroalimentarios: CEDRSSA

De acuerdo con el reporte, la cerveza, plátanos, carne de caballo y tequila son los principales productos agroalimentarios exportados a Rusia; dichos envíos ascendieron a alrededor de 21 millones de dólares

“Rusia representa un mercado potencial importante para los productos agroalimentarios nacionales, el cual no ha sido aprovechado de la mejor manera”, concluyó el reporte El Comercio Agropecuario de México con Rusia, publicado este mes de julio por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados a nivel federal.

Según el estudio, el comercio internacional de productos agroalimentarios de nuestro país se ha enfocado hacia los Estados Unidos, en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); pero los resultados han sido limitados.

En Rusia, detalla el reporte: “habitan 145 millones de personas con un PIB per cápita promedio de 12 mil dólares anuales, que es mayor a la media mundial, de 11 mil dólares. El comercio de productos agroalimentarios con Rusia, sin embargo, es limitado”.

Y es que, agrega, el año pasado México exportó 33 mil millones de dólares en productos primarios, de los cuales solo 36 millones de dólares, es decir, únicamente el 0.1 por ciento, fueron hacia ese país.

Paralelamente, las importaciones de productos agroalimentarios hacia nuestro territorio sumaron 27 mil millones de dólares; de estos, 233 millones de dólares -el 0.9 por ciento- fueron de compras a Rusia.

“México tuvo, entonces, un déficit con Rusia de casi 200 millones de dólares, aunque en términos totales se registró un superávit de 6 mil millones de dólares en la balanza comercial agroalimentaria en 2018”, concluye el diagnóstico de CEDRSSA.

Las exportaciones e importaciones…

La cerveza, plátanos, carne de caballo y tequila son los principales productos agroalimentarios exportados a Rusia; dichos envíos ascendieron a alrededor de 21 millones de dólares, lo que representa cerca del 60 por ciento de las exportaciones de productos del campo con ese destino.

Cabe señalar que según este informe, la caída en las ventas de carne de bovino ha afectado las exportaciones hacia Rusia: “En 2011 y 2012 se remitieron 111.7 y 112.2 millones de dólares, respectivamente, de carne de bovino; sin embargo, a partir de 2013, Rusia limitó sus compras de ese producto con el argumento de que los productores mexicanos utilizaban ractopamina, un estimulante del crecimiento para hacer la carne más magra pero que se sospecha causa daños a la salud de los consumidores. En 2018 no se exportó de ese producto a Rusia”.

Por ello, en el contexto de explorar mercados potencialmente atractivos en aras de que México diversifique su comercio internacional, resulta importante que se lleven a cabo gestiones para que ese país levante las restricciones sanitarias a la carne de bovino.

Ahora bien, de los 233 millones de dólares que México importó en productos agroalimentarios de Rusia, 217 millones de dólares (el 93 por ciento) correspondieron a trigo duro; además de otros productos como malta, cigarros, cerveza y vodka (15 millones de dólares).

124 años de relaciones diplomáticas…

Según información del portal de la Embajada de la Federación de Rusia en México, las relaciones diplomáticas con este país tienen 124 años.

“México se conoce en Rusia por su carne, tequila, cerveza. Los consumidores rusos pueden comprar en las tiendas de Moscú las tortillas mexicanas de la compañía ‘Gruma’ o productos de línea blanca de las fábricas de ‘MABE’. Los automóviles de las marcas reconocidas ensamblados en México circulan por las calles de muchas ciudades rusas”, consigna.

Y, a su vez: “Rusia está presente en México con sus productos químicos, equipos energéticos y siderúrgicos, helicópteros y municiones militares. Muchas casas mexicanas reciben la electricidad generada en las presas hidroeléctricas construidas por la compañía rusa ‘Silovye Machini’. Miles de hectáreas de la tierra mexicana se enriquecen con los fertilizantes de fabricación rusa, por ejemplo del holding ‘Uralchem’. Los pasajeros de la compañía mexicana ‘Interjet’ vuelan en los aviones rusos ‘Sukhoi Superjet-100’ a destinos nacionales”.

En tanto, el portal de la Secretaría de Relaciones Exteriores en México describe que ambos países se encuentran entre las 15 economías más grandes del mundo “y son miembros de relevantes mecanismos internacionales sobre gobernanza económica y comercial como el G20, APEC y la OMC”.

Y reporta que de enero a septiembre de 2018, el comercio bilateral ascendió a 2 mil 214.5 millones de dólares; mientras las exportaciones mexicanas a Rusia alcanzaron 674.2 mdd. Las importaciones mexicanas procedentes de Rusia fueron de mil 540.4 millones de dólares; el superávit ruso con México en los primeros ocho meses del año alcanzó 868.2 mdd.

“Rusia es el 46º inversionista en México a nivel mundial y el 1º dentro de los países de Europa Central y Oriental. La Inversión Extranjera Directa (IED) acumulada de Rusia en México entre 1999 y junio de 2018 ascendió a 39.7 mdd. Esta se destinó principalmente a la minería (55.9%); transportes, correos y almacenamiento (25.6%) y a los servicios de alojamiento temporal (14.9%)”, detalla el portal.

Además, “en marzo de 2018 se dieron a conocer los resultados de la primera licitación de contratos de producción compartida para la exploración y extracción de hidrocarburos de la Ronda 3- Aguas Someras. La empresa rusa Lukoil International Upstream Holding resultó ganadora del Área 28 –Cuencas del Sureste, en consorcio con la italiana ENI International. El bloque cuenta con una extensión de 808 km2 y su hidrocarburo principal es el aceite ligero”.

Putin formaliza salida de Rusia de acuerdo nuclear con EUA