Cómo enfrentar la “cuesta de agosto”

Las compras en común y el reciclaje de materiales y útiles escolares de años anteriores en buen estado son alternativas para ahorrar en este regreso a clases

Comparar precios, comprar con anticipación, enseñarle a los niños la importancia del valor del dinero y adquirir solo lo necesario son consejos que ayudan a sobrellevar la llamada “cuesta de agosto”.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que destinar una parte del sueldo con meses de antelación para la compra de uniformes y útiles escolares dará tranquilidad y evitará pedir un préstamo o utilizar de manera excesiva la tarjeta de crédito.

En la revista Proteja su Dinero, el organismo puntualiza que comprar con tiempo los útiles escolares y uniformes permitirá comparar precios, marcas y calidad de los productos; y aconseja reutilizar los útiles de años anteriores en buen estado.

Así mismo, destaca que enseñarle a los niños la importancia del valor del dinero y la diferencia entre lo que son las necesidades y los deseos ayuda a aprovechar al máximo las finanzas familiares en favor de todos sus integrantes.

La Condusef refirió que “la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que los materiales y útiles escolares que se presentan en las listas oficiales son recursos básicos para que los estudiantes puedan realizar actividades desde el primer día de clases; sin embargo, el maestro de grupo podrá sugerir otros materiales, en función de las necesidades de sus alumnos y del contexto en el que se inserta la escuela”.

Por su parte, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda elaborar un inventario de los útiles escolares que se pueden reutilizar, anticipar las compras de productos básicos, comparar precios en diferentes establecimientos y valorar los productos por su utilidad y no por la marca.

Además, la Profeco detalla en su página web que el gasto promedio por niño para el regreso a clases, varía de acuerdo con el grado escolar, marca y características de los útiles a adquirir, tipo de escuela (si es pública o privada) y lugar de compra.

Expone que un cuaderno profesional de cuadro chico, 100 hojas y con espiral puede registrar una diferencia de precio de más de mil por ciento, debido al tipo y diseño de la portada: uno de pasta dura llega a costar 79 pesos y de blanda se puede cotizar en 16.2 pesos.

Una regla de plástico de 30 centímetros, lápiz HB, plastilina en bloques, lápiz adhesivo de 10 gramos, pegamento líquido y tijeras son otros productos que tienden a mostrar un rango de precio por encima del 50 por ciento.

Debido al gasto que representa en la economía de las familias el regreso a clases, en esta época del año, los empeños suben hasta 15 por ciento.

Respecto al tipo de prenda que más se empeña, la Profeco indica que 62 por ciento de los usuarios mencionó alhajas de oro, seguidas por aparatos electrónicos menores, como celulares, cámaras fotográficas o video, reproductor de MP3, iPhone, iPad, PC y laptops, entre otros.

Profeco vigilará precios de útiles escolares