Ventas de útiles escolares se mantienen bajas

A una semana que comience el nuevo ciclo escolar, las ventas de útiles se mantienen bajas, de acuerdo con lo declarado por comerciantes de este rubro

Pese a que el gobierno federal ha distribuido tarjetas para la compra de materiales escolares a los alumnos que asisten en los niveles básicos a escuelas públicas, los vendedores de dichos productos se quejan de que comparativamente con otros años, la demanda se redujo, por lo que aún no saben si lograrán el incremento de 80% que registran en esta época.

De acuerdo con la Revista del Consumidor del mes de agosto, en México 90 por ciento de la población con edades de entre tres y 14 años asiste a escuelas públicas, lo que significa que la mayoría de los estudiantes reciben la tarjeta que distribuye el gobierno federal para la adquisición de materiales escolares.

Dulce Legorreta, vendedora en una papelería explicó que, pese al apoyo, las ventas están reducidas. “No están tan buenas como se esperaba. No sabemos a qué se deba. Sí han bajado las ventas, realmente sí se ha sentido el bajón. No sé si sea por las tarjetas que mucha gente está esperando, o porque no hay dinero circulando en el país”.

Legorreta explica que las tarjetas que distribuye el gobierno federal a aquellas familias con hijos en escuelas públicas de preescolar, primaria y secundaria, no resultan atractivas para aceptarlas porque los negocios, asegura, terminan por sufrir pérdidas económicas.

“No las recibo. Porque honestamente no nos conviene porque nos cobran una comisión por andar recibiendo esa tarjeta. O sea, en lugar de ganar, perdemos, hasta salimos poniendo nosotros, ahí es donde tronamos, porque a nosotros todos los proveedores nos piden en efectivo el pago de la mercancía”, dijo.

Por su parte, Patricia Aparicio coincide que hay reducción de ventas comparando el año anterior con el actual, lo atribuye, entre otras cosas, a que los padres de familia están reutilizando los materiales.

Respecto al uso de las tarjetas, indicó que la papelería donde trabaja sí las acepta.

“El año pasado sí les dieron tarjeta, el sistema de tarjetas funciona, en primaria les entregan 820 pesos, en preescolar 720 y secundaria 900. Entonces, si una madre de familia tiene dos niños, tratamos de darles un buen precio para que con una sola tarjeta compren lo que es para dos niños, tratamos de apoyarlas”, dijo Aparicio.

La vendedora Lucila Martínez Acevedo espera que este año se repita la historia de que el mexicano posterga la compra de útiles y que las ventas se incrementen.

“Hemos estado toda esta semanita un poquito bajas, ya sabe que es a las últimas como todo mexicano, todo lo dejamos hasta lo último”, finalizó.

Cómo enfrentar la “cuesta de agosto”