Lunch balanceado puede mejorar desempeño escolar

La Profeco advirtió la importancia de una alimentación balanceada para el buen desempeño escolar de alumnos en todos los niveles, la cual debe comenzar con un buen desayuno

A través de la revista del Consumidor, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hizo un llamado a padres de familia para que el desayuno, considerado el alimento más valioso del día, el cual debe incluir fruta, cereal, pan integral, y alguna grasa animal, para que los menores tengan energía mientras están en clases.

Además de el desayuno balanceado, la lonchera deberá incluir alimentos que complementen parte de la alimentación del día.

Para los menores de seis años, la nutrióloga María Cristina Valencia Díaz recomendó incluir verduras crudas o cocidas, fruta de fácil acceso y consumo, trocitos de queso panela o canasto, agua simple y agua de frutas sin azúcar añadida.

Por su parte, los niños de seis a 11 años que cursen la primaria deben llevar además de lo anterior, un aporte calórico mayor como una papa hervida o un sándwich, mientras que para los jóvenes de secundaria se recomienda además alimentos con alto aporte energético como almendras, nuez y pepitas.

Los requerimientos energéticos para cada grupo de edad son: de mil 200 a mil 800 kcal de los cuatro a los ocho años, de mil 400 a mil 600 kcal de nueve a 13 años y de dos mil a dos mil 800 kcal para adolescentes.

El organismo recalcó que es importante no enviar refrescos, jugos envasados, frituras, palomitas de maíz, galletas y alimentos procesados.

Así como optar por recipientes herméticos que no guarden aromas y que sean seguros, evitar alimentos que se oxiden o descompongan rápidamente y finalmente, permitir que el menor elija las frutas que más le agraden para llevar al colegio.

Piden a queretanos considerar tiempo de antelación por regreso a clases