Parlamento británico retoma debate sobre Brexit

El Parlamento británico se reunió para tomar la complicada decisión sobre si intervenir para evitar una posible salida sin acuerdo de la Unión Europea

El primer ministro Boris Johnson tomó medidas para suspender al Parlamento durante parte del periodo previo a la fecha límite del Brexit del 31 de octubre, dándoles poco tiempo a los legisladores para intentar aprobar una ley diseñada para evitar la salida desordenada.

Se anticipa que los líderes del Partido Laborista busquen un “debate de emergencia” para que pueda discutirse una extensión al plazo del Brexit en la Cámara de los Comunes. El plan es presentar una medida vinculante que, de aprobarse, obligaría al primer ministro a buscar una extensión de la fecha límite del 31 de octubre aunque Johnson dijo que está determinado a dejar la UE dentro del periodo establecido sin importar si hay o no un acuerdo con las naciones del bloque.

Una propuesta de ley presentada en la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento, tiene dos “lecturas” _ una con un debate _ antes de llegar a la fase de comité, durante la cual cada cláusula se discute y se pueden hacer enmiendas.

Luego regresa a la Cámara de los Comunes para más posibles debates y enmiendas y, tras una tercera lectura, se pone a votación. Si se aprueba, pasa a la Cámara de los Lores, la cámara alta, para un proceso similar, con reglas distintas sobre cuándo pueden hacerse las enmiendas.

Si los Lores hacen enmiendas a la ley, regresa con los Comunes para mayor consideración. Si no, es enviada a la Reina Isabel II para el “consentimiento real” y se convierte en ley.

Los partidarios de Johnson en el Parlamento pueden demorar el proceso legislativo con enmiendas y discursos obstruccionistas que pueden durar horas, para “ganarle tiempo” durante el periodo antes de que se suspenda el Parlamento, que puede ser a partir del 9 de septiembre.

El Parlamento se reunirá poco antes de la fecha límite del Brexit, pero quienes se oponen a una salida sin acuerdo dicen que la ley deberá aprobarse esta semana. El Parlamento no suele reunirse los viernes ni fines de semana, pero eso podría cambiar por la actual presión de tiempo.

Reina Isabel suspende al Parlamento ante crisis por Brexit