Entre chismes y campanas 6 de septiembre

Francisco Javier Acuña Llamas, el comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), asistió ayer a la presentación del libro El Inai. Resoluciones relevantes y polémicas (12 casos líderes), convocada por el Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ) y la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

En el marco del Hay Festival que se realiza en la ciudad de Querétaro del 5 al 8 de septiembre, hoy por la tarde estará en el Teatro de la Ciudad -nada más ni nada menos- que el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos; el premio Nobel de la Paz (2016) sostendrá una conversación con el director de la edición de América del diario El País, Javier Moreno.

Y por la mañana, en el histórico Teatro de la República, Jon Lee Anderson, el periodista estadounidense que ha escrito las biografías de personajes como Hugo Chávez, Gabriel García Márquez, Fidel Castro y Augusto Pinochet; y Pablo Ordaz, el periodista de El País que ha indagado sobre el franquismo en España y los juicios políticos contra políticos independentistas en esa nación, charlarán con el periodista de BBC Mundo, Juan Carlos Pérez.

Además, Erling Kagge, la primera persona en haber alcanzado los tres puntos más remotos del planeta: el Polo Norte, el Polo Sur y la cima del monte Everest, expondrá sus experiencias sobre “El silencio en la era del ruido”.

Que el fiscal del estado, Alejandro Echeverría Cornejo, asiste a la Sesión Ordinaria Región Occidente de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, en Jalisco, ayer jueves y hoy viernes, en donde se reúne con sus homólogos de seis estados.

La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Querétaro, Rosa Estela Reyes García, confirmó que, para evitar más robos a la maqueta monumental de la Alameda Hidalgo, le colocarán una protección de cristal.

“El problema de una maqueta tan grande es que te genera más problemas insospechados, como que sea ‘interactiva’”, dijo tras recordar que, desde un principio, el INAH sugirió al municipio que no se hiciera una maqueta tan grande, porque iba a tener problemas.

Evidentemente, al entonces alcalde Marcos Aguilar eso le importó un cacahuate… al igual que gastar ¡9 millones de pesos!.. en algo que se ha convertido en un problema.