Documenta INAH 13 sitios arqueológicos en Peña Colorada

Existen antecedentes prehispánicos en la zona de Peña Colorada, que pueden ser suficientes para sustentar cualquier declaratoria de protección, sostiene la delegada

Peña Colorada cuenta con 13 sitios registrados en el Atlas Arqueológico Nacional, de acuerdo con el Estudio Previo Justificativo para el establecimiento del área natural protegida de competencia de la Federación con la categoría de Área de Protección de Recursos Naturales, ubicada en el estado de Querétaro -elaborado en julio de 2014- y publicado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

En ocho de estos lugares hay edificios prehispánicos, “tres consisten en concentraciones de cerámica y lítica y dos corresponden a concentraciones de lítica”, consigna el documento.

Códigoqro publicó el pasado jueves 29 de agosto, en Peña Colorada y el ansiado decreto que no llega… (Parte II), que por si el valor ecológico no hubiera sido suficiente para que -en casi dos décadas- se hubiera emitido el decreto para blindar a Peña Colorada, desde el 2007, el entonces representante del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Queretaro, Diego Prieto (hoy titular del instituto a nivel nacional), advertía que habían encontrado vestigios arqueológicos en la zona y que debía velarse por la protección de ese patrimonio.

“Sí hay algunos sitios arqueológicos, ubicaciones con vestigios arqueológicos fundamentalmente concentraciones de material cerámico, de objetos de obsidiana y pétreos. Probablemente sí haya cinco o seis lugares con algunas estructuras, menores, pero sí estructuras constructivas prehispánicas. Por otro lado, elementos arquitectónicos, construcciones históricas, como construcciones hidráulicas (una compuerta, algunos bordos y otros elementos que tenemos, como capillitas otomíes)…”.

El director del INAH en la entidad dijo entonces sentirse tranquilo de la intención del gobierno del estado de declarar la zona como Área Natural Protegida (ANP), por la compatibilidad estrecha entre la conservación ecológica y la del patrimonio cultural…

Hay que juntar los alcances jurídicos: INAH

La actual directora del Centro INAH Querétaro, Rosa Estela Reyes García, confirmó en entrevista con Códigoqro que, a pesar de que el gobernador del estado retomó el tema de la declaratoria y habló del asunto con el presidente de la República, ninguna autoridad -federal o estatal- ha tenido contacto con el instituto desde el 17 de febrero de 2015; fecha en la que el entonces delegado Manuel Naredo le informó a su homólogo de Semarnat, Oscar Moreno Alanís, cuáles eran los 13 sitios localizados.

Para la funcionaria, en el caso de Peña Colorada -más allá de recuperar la voluntad política e institucional que hubo en el 2014, 2015, y hasta el 2016; ya que hay documentos en los que consta que se le persiguió la pista a su estado patrimonial (natural y cultural)-, “habría que retomarlo y sentarnos a identificar exactamente de qué estamos hablando”.

Detalló que los 13 sitios arqueológicos donde fueron encontrados los vestigios líticos y arquitectónicos, están documentados; unos están en Querétaro y otros en El Marqués, pero todos están dentro de la poligonal.

“Hay estructuras arquitectónicas que son muy evidentes para los ojos de los arqueólogos, están georreferenciadas y montadas en nuestro Atlas Arqueológico; eso ya es un punto de protección”, dijo.

Sin embargo, subrayó, que si además de tener ubicadas las zonas con vestigios prehispánicos como zona federal, “con una declaratoria de área natural tenemos otro piso jurídico de protección; con los dos juntos armamos un expediente más robusto de la defensa de este patrimonio. Hay que juntar los alcances jurídicos”.

Y aunque, agregó, existen antecedentes prehispánicos en la zona, y puede ser suficiente para sustentar cualquier declaratoria de protección, “Si lo cruzamos con Sedesu (Secretaría de Desarrollo Sustentable del estado de Querétaro), que además sea un área natural protegida, y además existen vestigios arqueológicos; se fortalece la obligación de invertirle. Hoy en día ya no hablamos de patrimonios naturales separados de los culturales (…) entonces nos conviene impulsar estas protecciones bioculturales o estas reservas donde existe diversidad natural y cultural”.

Identificados, pero no estudiados…

Cuestionada sobre si en los 13 sitios identificados existe vigilancia o se encuentran abandonados, Reyes García respondió: “No hay manera, tenemos mil 100 sitios (en el estado) y ocho arqueológos”.

En síntesis, los arqueólogos del INAH fueron al lugar a hacer la revisión, encontraron los hallazgos que permitieron presumir la existencia de asentamientos; los sitios fueron registrados en el Atlas Arqueológico; pero ahora “se requiere de un estudio, de un trabajo de campo, de un recurso para poder llegar al tipo de lugar; lo tenemos identificado pero no estudiado”.

Sin embargo, advirtió que el propietario de un terreno que está dentro de la poligonal de zonas arqueológicas, no puede hacer ningún desarrollo inmobiliario por ley, ya que podría iniciarse un procedimiento jurídico en su contra, ser denunciado y tener una consecuencia, porque está resguardado por una ley federal, aunque tenga dueño.

Aseveró, asimismo, que para su protección puede recurrirse a la expropiación; aunque se trata de un procedimiento muy largo, por lo que normalmente se opta por la compra-venta.

Según el estudio previo justificativo del 2014 -en el que se propone que la zona que sea declarada ANP, se denomine “Área de Protección de Recursos Naturales Peña Colorada”- la superficie propuesta de 4 mil 983-97-96.12 hectáreas se ubica en un 69.25 por ciento en el municipio de Querétaro y un 30.75 por ciento en El Marqués.

Al norte, el área limita con el camino Santa Rosa Jáuregui-La Solana; al noroeste con la autopista del Libramiento Nororiente Querétaro-San Luis Potosí; al sureste, con la carretera Querétaro-Chichimequillas; al sur, con el Libramiento Fray Junípero Serra; y de suroeste a noroeste, con la Autopista 57 Querétaro-San Luis Potosí.

Gobierno está abierto para verdaderos ejidatarios de Peña Colorada: FDS