Quiebra de Thomas Cook afecta a más de 600 mil turistas en todo el mundo

El Gobierno del Reino Unido anunció que implementará la mayor operación de repatriación de ciudadanos británicos en la historia del país europeo, tras el cierre de la empresa turística Thomas Cook

Thomas Cook, la empresa turística británica más antigua del mundo, anunció su cierre -durante la madrugada de este lunes (hora local del Reino Unido)- después de no haber conseguido un fondo de rescate; esta decisión causó una cancelación de reservaciones que afectó a más de 600 mil vacacionistas en todo el mundo.

El Gobierno del Reino Unido anunció que el operativo para devolver a los 150 mil clientes británicos de dicha compañía, que se encuentran varados en el extranjero, será el mayor despliegue de repatriación en la historia del país europeo durante tiempos de paz.

De acuerdo con la Autoridad de Aviación Civil de la nación europea, Thomas Cook detuvo sus operaciones comerciales y sus cuatro aerolíneas dejarán de volar, por lo que sus 21 mil empleados en 16 países -nueve mil de ellos en territorio británico- perderán sus trabajos.

Sumida en deudas multimillonarias, la empresa británica con 178 años de historia informó que buscaba obtener 250 millones de dólares para evitar la quiebra y estaba en negociaciones tanto con accionistas como con acreedores para impedir el colapso.

Londres dio a conocer que ha organizado una flota de aviones para comenzar las labores de repatriación de ciudadanos británicos, estos trabajos comenzarán el lunes y se prevé que se prolonguen durante las próximas dos semanas.

“Debido a la enorme magnitud de la situación, los inconvenientes son inevitables, pero la Autoridad de Aviación Civil intervendrá para devolver a las personas a casa lo antes posible de sus fechas planeadas”, señaló por medio de un comunicado de prensa.

La mayoría de los clientes británicos de Thomas Cook tienen protección de un programa gubernamental de seguros, el cual garantiza que los vacacionistas puedan volver a la nación europea en caso de que una empresa turística con sede en el Reino Unido se declare en quiebra mientras ellos se encuentran en el extranjero.

Esta compañía creada en 1841 había estado envuelta en problemas financieros a lo largo de los últimos años; recientemente, recaudó mil 120 millones de dólares para hacer frente a las complicaciones económicas. Su principal accionista es el conglomerado chino de inversión Fosun International Limited.

Juez federal declara en quiebra a Casas GEO