Infinita, expansión de videovigilancia y tecnología en Querétaro: SSC

Juan Marcos Granados Torres, titular de la SSC, aseguró que mediante el esquema de tabletas electrónicas con las cuales los policías levantan las denuncias en el lugar de los hechos, Querétaro encabeza la lista de las entidades con mayor número de espacios para realizar esta actividad

Todas las 2 mil 619 cámaras de videovigilancia que están a cargo de gobierno del estado de Querétaro se encuentran en funcionamiento, aseguró el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Juan Marcos Granados Torres, quien agregó que la entidad cuenta también con 66 puntos fijos de lectores de placas y 16 montados en unidades C-16, distribuidos en todo el territorio queretano.

En entrevista con Códigoqro, el funcionario estatal destacó que la capacidad de expansión que tiene la videovigilancia y la tecnología en el estado “es infinita”, debido a que se tiene un sistema de conexión por medio de fibra óptica que permite a cualquiera de los 18 municipios y al gobierno estatal incrementar el número de cámaras, a las cuales es posible darles el soporte tecnológico que necesitan.

“Se está haciendo un programa de monitoreo y de mantenimiento, esa es la parte importante, también el estado adquirió un par de grúas precisamente para estar, de parte de nosotros, porque hay que recordar que este ejercicio tecnológico fue una inversión importante -casi 700 millones de pesos por parte del estado- en donde hablamos de más de 2 mil cámaras, estamos también posicionando los lectores de placas. (…) Esta posibilidad de ir creciendo es básicamente porque el ejercicio de construcción y diseño de este (Centro de Información y Análisis sobre Seguridad, CIAS-CQ) se hizo por ingenieros queretanos, por el equipo de queretanos del gabinete de seguridad”, refirió, para luego admitir que siempre será necesario contar con más videocámaras y lectores de placa.

Más espacios para la denuncia

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (Envipe) 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la cifra negra -es decir, aquellos delitos que no se denunciaron o por los que no se inició una averiguación previa o carpeta de investigación- fue de 90.5 por ciento en 2017; sin embargo, según la edición 2019 del mismo estudio, este indicador se ubicó en 91.8 por ciento en 2018.

Al respecto, el titular de la SSC explicó:

“En términos de la cifra negra, no hay un dato que nos permita decir que esto es un dato certero; es una estimación que, en nuestros datos, el incremento de denuncias va aparejado al incremento de detenciones, el incremento de expedientes que han sido judicializados, el incremento en mecanismos alternativos de solución de conflictos, es decir, en recuperar dinero a través de un proceso de mediación entre el imputado y la víctima, y tenemos más de 300 millones de pesos entregados directamente a la víctima como esfuerzo de esa mediación”.

Recordó que, mediante el esquema de tabletas electrónicas con las cuales los policías levantan las denuncias en el lugar de los hechos, Querétaro encabeza la lista de las entidades con mayor número de espacios para realizar esta actividad, toda vez que, al sumar las tabletas, las agencias móviles y fiscalías, el estado cuenta con 107 espacios para denunciar por cada 100 mil habitantes, cuando a nivel nacional la tasa promedio es de 22 espacios por cada 100 mil habitantes.

Integridad policial

Aunque reconoció que en el estado “tenemos policías delincuentes, por supuesto que los tenemos”, aseguró que existen las herramientas para detectar este tipo de conductas entre los elementos. Mencionó que se cuenta con la totalidad del ADN de los efectivos, los radios que utilizan tienen sistema GPS, hay cámaras en las unidades; además de las aplicaciones anticorrupción y estrategias para la integridad policial.

“Tenemos hoy los mecanismos para que el ciudadano en la calle los denuncie; tenemos hoy mecanismos para identificarlos nosotros mismos. (…) Un policía que incumpla con su función, a tal grado que lo encontramos dormido en su patrulla, para nosotros es un mal policía y debe ser sancionado”, sostuvo.

Subrayó que a través de las evaluaciones, profesionalización, tecnología, mecanismos de control, sistemas de monitoreo, sueldos dignos y del cuidado de los policías y sus familias, se previene que los efectivos tengan comportamientos delincuenciales.

Lanzan nueva política industrial nacional en el estado de Querétaro