Necesario endurecer penas para evitar robo hormiga

Para evitar robos hormiga en negocios y establecimientos del primero cuadro de la ciudad es necesario reformar el marco legal, para que la reincidencia se considere un delito grave, informó Alfonso González Hurtado, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico

Aseguró que se han percatado de que al menos 60 negocios del primer cuadro de la ciudad son afectados cada mes por el robo hormiga, es decir, aquellos hurtos de poco o mucho valor, que al momento de hacer un inventario suman una gran cantidad y que se traduce en pérdidas.

“El marco legal para poderlos detener no es el idóneo, porque ahora una vez que te reponen el daño y salen en libertad, y en ocasiones nos damos cuenta que son familias completas que se dedican a robar”.

Explicó que se dan cuenta del hurto porque llegan a detener en el momento a un fardero, pero en otras se percatan de la merma hasta que hacen el inventario en cierre de semana o mes.

“Hay negocios que les han robado hasta 10 mil pesos en una sola ocasión, y este ya no es robo hormiga; o hay quienes se llevan paquetes de mercancía (…) inclusive las tiendas de conveniencia ya tienen considerado un 10 por ciento de merma por este ilícito”.

Reconoció que, antes esta situación, han implementado diversas estrategias y medidas de seguridad; como botones de pánico y cámaras de vigilancia, principalmente en negocios de ropa y accesorios que es donde se presenta con mayor frecuencia esta situación.

“Este flagelo ha disminuido porque tenemos una bitácora con Seguridad Pública en la que los policías acuden a los negocios y nosotros les firmamos en la mañana, tarde y noche; sin embargo, este problema sigue siendo un tema complicado”.

Enfatizó que han detectado que son familias completas que son y viven aquí en Querétaro, quienes incurren en este delito; inclusive llegan a usar a los niños para que roben la mercancía.

“Nosotros ya los tenemos plenamente identificados y sabemos que son familias completas que viven de eso, que roban aquí en el Centro, y luego roban en Antea y que posteriormente venden la mercancía en tianguis”.

Con mantas, vecinos de la Cimatario demandan un “alto a los robos”