Papa acusa a economía global por desigualdades en alimentación

El papa Francisco pidió el miércoles cambios en el estilo de vida y la dieta para abordar la paradoja de un mundo en el que hay regiones con desnutrición y otras con obesidad.

En su mensaje por el Día Mundial de la Alimentación, auspiciado por Naciones Unidas, el pontífice argentino lamentó la “relación distorsionada entre la alimentación y la nutrición”, de la que culpó a la mentalidad de la economía global de obtener beneficios a cualquier costo.

Francisco destacó que aunque la obesidad solía ser un problema del mundo desarrollado, cada vez está más presente en los países más pobres, provocando un aumento de los casos de diabetes, de los problemas cardíacos e incluso trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.

“Los desórdenes nutricionales solo pueden combatirse cultivando estilos de vida inspirados en la gratitud por los dones recibidos y la adopción de un espíritu de templanza, moderación, abstinencia, autocontrol y solidaridad”.

Advierten que 821 millones de personas sufren hambre