Entre chismes y campanas 23 de octubre

Con música, tambora, cohetones y una lona con la leyenda “Salvemos a los municipios”, presidentes municipales del PAN, PRD y PRI, de diversas entidades del país, protestaron ayer -alrededor de las seis de la mañana- fuera de Palacio Nacional para exigir más recursos y que el presidente López Obrador los recibiera… y lo que acabaron recibiendo fue ¡gas lacrimógeno!

En su cuenta de Twitter, el coordinador de los diputados federales del PAN, Juan Carlos Romero Hicks -quien también participó en la manifestación- escribió: “Lamentablemente el @GobiernoMx nos recibe con gas lacrimógeno y el presidente @lopezobrador_ se niega a escuchar a alcaldes de toda la República Mexicana. ¡No entienden que no entienden! #SinMunicipiosNoHayNación”.

En otro mensaje, el legislador lamentó que el presidente haya tratado a los alcaldes de México “peor que delincuentes”, y subrayó: “¡No somos enemigos, también queremos darle resultados a México!”.

A través de un comunicado, la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería de la Presidencia, confirmó que “con fines disuasivos se dispersó una dosis moderada de aerosol defensivo natural en el ambiente”, aunque aseguró que “no puso en riesgo la vida de ninguna persona”.

La presidencia justificó el hecho con el argumento de que los alcaldes se negaron a ser atendidos por la coordinadora de Atención Ciudadana de la Presidencia, “e irrumpieron por la fuerza a través de Puerta Mariana, con lo que pusieron en riesgo la vida de trabajadores -dado que se trabaja desde andamios en la reparación de la fachada- y peatones, además de que agredieron al personal de seguridad”.

López Obrador ha dicho hasta el cansancio que en su gobierno no se va a reprimir a ninguna persona, sin embargo, ayer quedó claro que este principio tiene excepciones y que existen diferentes raseros para medir inconformidades.

De otra manera, ¿cómo explicar que cuando encapuchados y encapuchadas han vandalizado Palacio Nacional -por ejemplo, en la conmemoración de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el Día de la Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro- adoptaron una postura de “dejar hacer, dejar pasar”?

Entre los principales reclamos de los presidentes municipales está el recorte al programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) y los relacionados con la conservación de infraestructura carretera y la conservación de caminos rurales.