La mitad de los hogares queretanos se protegió de la delincuencia en 2018: INEGI

Tanto en el país como en la entidad, las principales medidas de protección en los hogares fueron cambiar o colocar cerraduras o candados, así como cambiar puertas o ventanas

A nivel nacional, durante 2018, el 46.9 por ciento de los hogares contó con alguna medida de protección para evitar ser víctima de la delincuencia; mientras tanto, en el 50.4 por ciento de las viviendas no se instaló ninguna medida que tuviera la finalidad de impedir alguna situación delincuencial.

La información mencionada se desprende de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2019, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cuyo objetivo es generar información a nivel nacional, por entidad federativa y áreas metropolitanas de interés sobre el fenómeno de la victimización delictiva durante 2018, para proveer información a la sociedad y a quienes toman decisiones de política pública en estas materias.

De acuerdo con los resultados del estudio, en el estado de Querétaro el 50.3 por ciento de los hogares sí contó con alguna medida de protección; en cambio, el 48.6 por ciento, no adoptó ningún mecanismo para imposibilitar la ocurrencia de actos delincuenciales que los victimizara.

Tanto en el país como en la entidad, las principales medidas de protección en los hogares fueron cambiar o colocar cerraduras o candados, así como cambiar puertas o ventanas. El tercer mecanismo para evitar ser víctimas de la delincuencia, fue diferente en ambos casos, ya que, mientras que a nivel nacional se colocaron rejas o bardas, en Querétaro se realizaron acciones conjuntas con los vecinos.

El INEGI dio a conocer, a través de la Envipe 2019, que para 2018 el costo total consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares se estimó en 286.3 mil millones de pesos, es decir, 1.54 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra equivalente a 6 mil 468 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

“Las medidas preventivas representaron un gasto estimado para los hogares que asciende a 102 mil millones de pesos, mientras que las pérdidas por victimización representaron los 184.3 mil millones de pesos restantes. A partir de lo anterior, las víctimas de robo total de vehículo tuvieron una pérdida promedio de 25 mil 816 pesos; mientras que las personas que sufrieron fraude perdieron 8 mil 277 pesos en promedio.”, señaló el instituto.

Desconocen si ataque en Corregidora está relacionado con delincuencia