Exigen sancionar a desarrolladores que ponen en riesgo a Peña Colorada

Tras la clausura total temporal de las obras realizadas en el Fraccionamiento Altozano, ubicado en la zona norte del municipio de Querétaro, ambientalistas demandaron que las autoridades federales, estatales y municipales sancionen con “todo el peso de la ley” a los desarrolladores inmobiliarios que han puesto en riesgo al polígono de Peña Colorada.

Fue el pasado miércoles 6 de noviembre, cuando la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano (Pepmadu) clausuró los trabajos de remoción de tierra y trasplante de vegetación en aquel lugar, luego de que ambientalistas denunciaran estas actividades a través de las redes sociales.

“Solicitamos información a Semarnat, vamos a solicitar información a Sedesu y vamos a solicitar información al municipio de Querétaro; primero para revisar los estudios técnicos, segundo para revisar las autorizaciones que dieron las diferentes instancias gubernamentales y tercero para actuar en consecuencia. No es la primera vez que Altozano destruye la vegetación, ya ha sido intervenida por Profepa en otras ocasiones, es un infractor reincidente; y vamos a revisar cada punto y cada coma de los estudios y dictámenes, y si es que existen autorizaciones también, aseguró América Vizcaíno.

Aunque admitió que no existe certeza de que dichas obras se hayan realizado dentro de los terrenos de Peña Colorada, informó que presentarán una denuncia para que las autoridades federales, estatales y municipales suspendan los permisos para la expansión de los desarrollos urbanos de Altozano.

Al ser cuestionada sobre si estas obras afectan el proceso de declaratoria de Área Natural Protegida, respondió: “no la ponen en riesgo, mientras no se afecte el polígono que va a ser decretado; pero eso es precisamente lo que los desarrolladores quieren: quieren dañar, quieren afectar, han intentado incendiar, han desmontado porque ellos quieren extender la urbanización dentro de los predios que tienen en Peña Colorada; y muchos tienen predios que se extienden desde el Fray Junípero hasta el interior de Peña Colorada”.

Acotó que esta presión ejercida por los desarrolladores inmobiliarios, es el principal obstáculo que ha impedido el avance del decreto presidencial de Área Natural Protegida para ese polígono.

Autoridades federales y estatales se reúnen con ejidatarios de Peña Colorada